24 de abril de 2016 10:04

Killy, la perra rescatista del GOE, volvió a Quito; tiene heridas en su pata derecha

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 45
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 40
Javier Ortega
Redactor (I)

Killy regresó a casa anoche. Durante cuatro días trabajó incansablemente en Tarqui, el barrio de Manta más golpeado por el terremoto del sábado 16 de abril.

En esas 96 horas rastreó entre los escombros de las edificaciones colapsadas. Por su experiencia en búsqueda de restos humanos pudo localizar a seis víctimas.

El miércoles dejó de olfatear. Eran las 11:00, aproximadamente. Killy escudriñaba entre las estructuras destruidas de una ferretería de tres pisos y una hoja de zinc cortó su pata derecha.

Los agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), la unidad a la que pertenece la perra, la llevaron a un campamento de la Policía y la auxiliaron. En ese momento no había veterinarios, así que médicos detuvieron el sangrado. Con tres puntos cerraron el corte.

"Afortunadamente el accidente no comprometió su tendón. Ahí sí hubiese sido más complicada la situación", comenta el capitán Luis Cifuentes, del GOE.

Él llegó anoche a Quito con Killy. La tarde de este viernes 22 de abril, el oficial dio una entrevista a este Diario y exhibió las heridas de guerra que sufrió la pastor alemán de seis años.

Ahora ella se recupera en el comando del GOE-Quito. Para el domingo está previsto que regrese Blackye, un labrador que también viajó a la zona afectada por el sismo. Otros cuatro canes del GOE de otros puntos del país participan todavía en las tareas de rescate.

Cifuentes explica que Killy fue entrenada en Francia. Allí la adiestraron en búsqueda de restos humanos sepultados bajo la nieve. "Acá, en cambio, le enseñamos a trabajar en todos los terrenos posibles: escombros, bosques...", aclara el oficial. También está capacitada en la localización de sobrevivientes.

¿Por qué no trabajó con zapatos especiales? Cifuentes esclarece esta duda que ha leído varias veces en redes sociales. "Los zapatos se utilizan de acuerdo al tipo de búsqueda. Si el perro está adiestrado a que rastree con su guía, él le ayuda a sostenerse. En cambio Killy explora sola. A ella le sueltan el collar y la mandan sola. Si le enviamos con protección no va a tener estabilidad mientras camina". El GOE no descarta que Killy regrese a la zona del terremoto. Todo depende de la evolución de sus heridas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (57)
No (0)