27 de agosto de 2017   00:00

El juicio por la pesca ilegal en Galápagos finaliza este 27 de agosto del 2017

Pobladores de Puerto Ayora, en la isla Santa Cruz, se movilizaron contra la pesca ilegal.

Pobladores de Puerto Ayora, en la isla Santa Cruz, se movilizaron contra la pesca ilegal. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Betty Jumbo
Editora (I)

La Fiscalía de San Cristóbal considera que tiene un proceso sólido para conseguir una sentencia condenatoria en contra de los 20 chinos procesados por pescar dentro de la Reserva Marina de Galápagos.

El fiscal Christian Fárez dijo que ha logrado demostrar el delito ambiental: transporte y tenencia de especies marinas protegidas. Además, que los acusados fueron encontrados dentro del área protegida. Ellos no han presentado documentos de autorización para ingresar a esa zona restringida.

Los 20 chinos fueron detenidos el 13 de agosto, cuando el buque Fu Yuan Yu Leng 999 fue interceptado por la Armada ecuatoriana en la Reserva. Esa nave transportaba 300 toneladas de pesca, en las cuales se encontraron especies de tiburón que están en peligro de extinción y son protegidas.

“Tenemos un proceso fuerte y elementos contundentes”. Esa es la posición de la Fiscalía en la audiencia que se desarrolla desde el viernes último en la Unidad Judicial Multicompetente, en San Cristóbal, provincia de Galápagos.

El proceso siguió durante todo el día del pasado sábado 26 de agosto de 2017 y se prevé que termine este domingo 27, con el dictamen de la sentencia por parte de la jueza Alexandra Arroyo.

El Parque Nacional Galápagos presentó una acusación particular por ecocidio, según su director Walter Bustos.

Según la agencia EFE, Ecuador demandará a la empresa propietaria del barco chino por USD 36 800 millones por daños causados a la Reserva, informó el Gobierno del archipiélago. El daño fue calculado con base en el impacto a largo plazo por la pérdida de biodiversidad y daño al medioambiente. Se requerirán “daños y perjuicios y una reparación”.


Ayer se tenía previsto recoger los testimonios de los 20 procesados, para lo cual se cuenta con una intérprete del idioma mandarín. Ella es una ciudadana china, residente en Galápagos, que colabora en el proceso desde el viernes. En la audiencia oral, ella traduce simultáneamente un promedio de 20 a 30 palabras en cada secuencia. Las declaraciones de los inculpados corresponden a la segunda parte del proceso. Luego vendrán los alegatos de la Fiscalía y la defensa de los ciudadanos chinos. De esa manera, la jueza tendrá los elementos para emitir su sentencia, prevista para este día.

Hasta ayer se habían presentado las pruebas testimoniales y documentales del supuesto delito ambiental, tipificado en el art. 247 del Código Penal. La sanción puede ser de entre uno y tres años de prisión.

Los habitantes de San Cristóbal y Santa Cruz realizan marchas y plantones mientras se desarrolla el juicio

En la primera ciudad, los jóvenes se organizan por grupos para vigilar el proceso y rechazar la pesca ilegal en Galápagos. Víctor Chang, quien es parte de la Asociación de Guías de Aventura, espera que haya una sanción condenatoria para sentar un precedente y frenar la captura de especies.

Es la primera vez que se registra un caso como este, por la magnitud de la pesca.

El fiscal comentó que siempre se cometen delitos contra la naturaleza de Galápagos, pero no en las proporciones como en el caso de la embarcación china.

Las organizaciones sociales de Santa Cruz hacen varios pedidos. Por ejemplo, que se amplíe la superficie de la Reserva de 40 100 millas, que se refuerce el sistema de vigilancia de la zona marina y que se aplique la máxima pena para los ciudadanos chinos. En una multitudinaria marcha en Santa Cruz, el viernes, se presentaron estos pedidos que serán entregados a la

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (3)