8 de junio de 2015 20:36

Los jugos prensados al frío son la nueva forma de tomar los vegetales

Las bebidas ‘cold pressed’ se convierten en una súper comida para quienes no tienen tiempo para las ensaladas y prefieren lo orgánico. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Las bebidas ‘cold pressed’ se convierten en una súper comida para quienes no tienen tiempo para las ensaladas y prefieren lo orgánico. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 32
Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Los ‘cold pressed juices’ (jugos prensados al frío) se caracterizan por su alto contenido nutricional. Son ricos en vitaminas, minerales y enzimas. Para su producción se utilizan frutas y verduras completas y no se dejan residuos.

Estos jugos verdes no son una novedad y la técnica para la extracción del jugo tampoco es algo realmente nuevo. Sin embargo, no fue hasta el 2013 que ganaron popularidad.

En el Ecuador es algo relativamente novedoso. Las barras de jugos o ‘juice bars’ operan desde hace pocos meses y, en su mayoría, son iniciativas de jóvenes que apuestan por una vida más sana. En Quito hay por lo menos cuatro.

“Mandar a la gente a modificar su estilo de vida, modificar sus hábitos alimenticios, ha sido súper complicado”, asegura Daniela Almeida, nutricionista y propietaria de Vivo. Para ella, estos jugos son una alternativa para las personas que no suelen comer vegetales constantemente.

Durante la semana vende 200 jugos aproximadamente. Desde que inició, sus ventas se han triplicado. Una de las razones, observa Daniela, es que las personas ahora optan por un estilo de vida más sano y orgánico.

Un ejemplo de esta realidad es Francisco Chang, un ejecutivo que lleva un ritmo de vida acelerado. Es gerente de una empresa multinacional de telecomunicaciones y casi no tiene tiempo de alimentarse adecuadamente.

Desde hace cuatro meses incorporó los jugos prensados en frío a su dieta. “Son excelentes, son saludables y orgánicos”. En la semana consume entre tres y cinco jugos de la empresa Ware Ware. Este negocio local se creó en enero y funciona en el norte de Quito. Al principio vendían apenas cinco jugos diarios. Ahora, su negocio creció y generalmente sus ventas están entre 40 y 50 jugos al día.

“Actualmente la técnica de prensado al frío es la mejor que puedes utilizar para producir jugo”, indica William Ohanessian, uno de los socios propietarios del local.

En comparación con otros métodos de extracción, el jugo que resulta tiene mayor cantidad de vitaminas y minerales. Se utiliza una prensa que extrae la pulpa de todo el vegetal y se extrae el jugo a presión. Se mezclan frutas y vegetales sin agua ni azúcar. Algunas empresas se asesoran con nutricionistas y chefs para preparar las recetas.

Quienes comercializan estos productos aseguran que aportan la cantidad de nutrientes necesarios para el día. Estos jugos también son parte de programas de desintoxicación.

En Hilli Cold Pressed Andean Juices se ofrecen programas de uno, tres y cinco días. “La idea es darle un descanso a tu organismo de todo lo que ingieres”, asegura Michelaine León, propietaria del local.

Lorena Páez utilizó estos jugos con este objetivo. “Al principio es durísimo”, dice. El segundo y tercer día ya fueron más sencillos. Pero al final se sintió más liviana y con más energía, según comenta.

Los jugos que ofrece León cuestan alrededor de USD 4. Indica que se debe al proceso y a la cantidad de frutas y vegetales que se utilizan. Por ejemplo, para hacer un jugo se necesitan tres libras de espinaca mezcladas con otras frutas como manzana o limón. Además, utilizan productos nativos de la zona andina que tienen algunas propiedades medicinales.

Las opiniones entre los nutricionistas están divididas. Si bien no hay estudios que muestren que son sustancialmente mejores para el cuerpo, no dejan de ser nutritivos. “Un jugo de estos no te hace daño”, dice Mariela Buenaño, médica nutrióloga.

Por otro lado, Natalia Galarza, nutricionista, piensa que la dieta no se puede basar únicamente en eso. “El resto de alimentos no se pueden desterrar para siempre”, afirma. Lo ideal es tener una alimentación balanceada y variada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)