16 de abril de 2015 12:19

Jubilados llevan su protesta al Palacio de Carondelet

Los jubilados piden que se revise  la Ley de Justicia Laboral que fue aprobada por la Asamblea Nacional. Foto: Andrés Jaramillo/ EL COMERCIO.

Los jubilados piden que se revise la Ley de Justicia Laboral que fue aprobada por la Asamblea Nacional. Foto: Andrés Jaramillo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18
Andrés Jaramillo

La reunión que mantuvieron los jubilados en Quito con las autoridades del Seguro Social no convenció a sus dirigentes. Al salir del edificio Zarzuela, la mañana de este 16 de abril del 2015, en Quito, dijeron que fue un "saludo a la bandera".

Los jubilados querían que se revise la Ley de Justicia Laboral que fue aprobada por la Asamblea Nacional. Esta elimina el aporte fijo del Estado (40%) al fondo de pensiones jubilares. Pero las autoridades del Seguro les dijeron que eso ya no estaba en sus manos.

Y que es el presidente de la República, Rafael Correa, el que puede vetar la Ley antes de dar el ejecútese. Por eso los jubilados decidieron extender su protesta al Palacio de Carondelet, en el centro de la capital. Pidieron a quienes respondieron a la convocatoria de la Federación de Jubilados de Pichincha que se junten y hagan un esfuerzo más.

Se habían concentrado a las 09:00 en la parada El Ejido del Trolebús, frente al edificio matriz del IESS. Luego avanzaron en medio de un fuerte sol por la av. 10 de Agosto hasta el edificio Zarzuela, donde fue la reunión con las autoridades del IESS. De ahí siguieron hasta el Centro Histórico.

Los conductores que pasaban con sus vehículos cerca tocaron sus pitos en respaldo. Y los transeúntes del pasaje Chile los aplaudieron cuando ingresaron a la Plaza Grande a las 11:40. Un piquete de policías los siguió hasta el Palacio de Carondelet.

Exigían una audiencia con el presidente Correa. Poco antes de las 12:00 se autorizó el ingreso de tres personas. Quisieron ingresar más, pero la policía no dejó que pasaran. Hubo forcejeo, justo cuando un grupo de escolares estaba de visita en el Palacio.

Los ánimos se calmaron y el resto de jubilados se concentró en la Plaza Grande. Mientras esperaban los resultados de la reunión dedicaron consignas al Presidente:

"!Tranquilo compañero, que no es revolución. Son los jubilados, salvando a la nación! !En vida, que nos pagaran, en vida que nos pagaran. De muertos ya para que, de muertos ya para que!!El IESS no se vende, el IESS se defiende!", cantaban. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)