30 de septiembre de 2015 16:30

Juan Castro, el pianista ecuatoriano que busca un Grammy con su disco grabado en Venezuela

El compositor se tardó 6 años en concretar este proyecto. El producto saldrá en octubre. Foto: María Isabel Valarezo/El Comercio

El compositor se tardó 6 años en concretar este proyecto. El producto saldrá en octubre. Foto: María Isabel Valarezo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Entretenimiento

Con una fusión de música ecuatoriana y música académica, el pianista y compositor lojano Juan Castro Ortiz hizo una grabación discográfica junto a la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), con la que puja por una nominación a la próxima edición de los premios Grammy, que dependerá de la difusión que tenga el álbum que llegará al país en octubre.

“Vamos a hacer un tiraje de discos (en Ecuador). Estoy en conversaciones con el Ministerio de Cultura y buscando apoyo del Ministerio de Turismo, porque en mi música pinto varios lugares del país”, dice el artista.

El pianista, que lleva más de tres décadas componiendo música, tuvo la oportunidad de tocar junto a 80 músicos de la OSV, después de haber buscado esa apertura desde hace seis años.

El material discográfico incluye obras propias de Castro, como A la sombra del Inca, poema sinfónico para piano y orquesta, Si no estás –obra ganadora del Concurso Nacional del Nuevo Pasillo Ecuatoriano 2014- y Todos somos Ecuador, además de una variedad de canciones muy populares en el repertorio musical ecuatoriano.

Recuerda que, junto al violinista, productor y gestor cultural ecuatoriano Franklin Ruque, hizo el acercamiento con la OSV para grabar los temas. “Lo que vamos a mostrar es algo que va a cambiar la historia musical del país. Fue una experiencia especial porque los niveles de musicales de Venezuela vienen de un proceso de muchas décadas, que ha dado como resultado que el nivel se expanda y sea un referente a escala mundial”.

Entre sus composiciones se destaca Isabella, una canción dedicada a su hija que está inspirada en el florecimiento de los guayacanes en Mangahurco (provincia de Loja).

“Conversé con las autoridades de Mangahurco porque este milagro natural sucede en enero y en febrero de cada año. Mi idea es tocar con una orquesta en Mangahurco justo cuando se dé el florecimiento”.

Castro, que lleva 17 años como docente del Colegio Menor San Francisco de Quito, también tiene el tema Cóndor imperial, que grabó en homenaje al cóndor tras una petición del director del Zoológico de Guayllabamba, Juan Manuel Carrión.

Otra de sus grandes obras es Mi país, mi lugar, un tema que “compuse después de que, con mucha tristeza, escuché que se había pagado una alta cantidad por los derechos de All You Need is Love. Me apené de que se muestre al Ecuador con música que no es nuestra”.

Mi país, mi lugar es una canción que está dentro del género del world music, pues cuenta con fusiones de new age, música académica, pasillo, albazo y bomba.

Tras esta apertura con la OSV, Castro extendió una invitación para que las diferentes Orquestas se unan para transmitir música conjunta. “Con lo de Venezuela he esperado tanto tiempo hasta que logré lo que pude hacer. En octubre vamos a tener el producto y ellos (la OSV) tienen la expectativa muy alta de que vamos a ser nominados al Grammy. Todo depende de cómo logre yo la publicidad y cómo difunda”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)