30 de noviembre de 2015 20:19

Los jóvenes de los países más pobres, los más vulnerables ante el tabaco

Un estudio de la OMS analizó las causales del consumo de tabaco en jóvenes de países desarrollados y los países más pobres. Foto: Archivo EL COMERCIO

Un estudio de la OMS analizó las causales del consumo de tabaco en jóvenes de países desarrollados y los países más pobres. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

Los jóvenes de los países más pobres son los más vulnerables a la publicidad de las empresas tabacaleras por lo que corren el riesgo de convertirse prematuramente en fumadores, según alertó hoy un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En general, las tabacaleras exponen a la población de los países con menos recursos económicos a una publicidad más intensa y agresiva que a aquellos que viven en países con un nivel de vida superior, revela el informe.

Este estudio, que comenzó en 2005, es el primero en comparar los niveles de la publicidad de las tabacaleras en dieciséis países. La fecha del inicio del estudio coincide con la entrada en vigor de la Convención Marco sobre Tabaco, que, entre otros aspectos, incluye estrictos controles a la publicidad de este producto adictivo.

Los datos muestran que a pesar de las prohibiciones, la publicidad sigue siendo un aspecto clave en la adhesión de nuevos fumadores. Los anuncios se dirigen especialmente a los jóvenes, ya que está demostrado que si se les somete a una mayor publicidad, comienzan a fumar antes y continúan haciéndolo de adultos.

De hecho, la mayoría de los fumadores adultos empezaron a consumir tabaco antes de cumplir los dieciocho. Una manera de atraer a los consumidores más jóvenes es la forma en la que se vende el producto, ya que según el informe, en los países más pobres más del 64 % de las tiendas seleccionadas vendían cigarrillos sueltos, muy por encima del casi 3 % de establecimientos que lo hacen en los países desarrollados.

Esta fórmula de venta permite fumar a los niños y adolescentes por menos dinero ya que no tienen que comprar el paquete completo. Por otro lado, el informe destaca el descenso de las ventas de tabaco en los países desarrollados.

La combinación de estos dos factores ponen de manifiesto que "la rentabilidad a largo plazo de las empresas tabacaleras depende de enganchar a los jóvenes de los países en desarrollo", según la investigadora Anne Gilmore, participante en el estudio.

Otro hallazgo de los investigadores es la cantidad de publicidad a la que se expone a las poblaciones de los diferentes países. Entre 2009 y 2012 se observó que las naciones más pobres había 81 veces más publicidad en las calles que en las más avanzadas.

Asimismo, en los países en desarrollo había dos veces y media más establecimientos que vendían tabaco que en los desarrollados. En este sentido, los expertos de la OMS advierten que la publicidad es una "amenaza inminente" y "una asignatura pendiente" en muchos países, especialmente en los más pobres.

Los decesos asociados al consumo de tabaco son la principal causa de muerte evitable en el mundo, y se estima que de los 8,4 millones de fallecimientos que provocará en 2020, el 70 % provenga de países en desarrollo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)