19 de abril de 2015 16:56

Los jóvenes preparan su corazón para el encuentro con Francisco

Aproximadamente 2 000 jóvenes se alistan para recibir al papa Francisco a Ecuador. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Aproximadamente 2 000 jóvenes participaron de la 5ta Jornada Arquidiocesana de la Juventud, organizada por la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 21
Elena Paucar

El logotipo de sus camisetas es casi un mensaje profético. Lo prepararon hace meses, mucho antes de que se confirmara la visita del papa Francisco a Guayaquil, el próximo 6 de julio.

Pero la caricatura del pontífice, junto a un dibujo de la Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol, un ícono religioso de la ciudad, fue la respuesta a su fe.

La mañana de este domingo 19 de abril, más de 2 300 jóvenes católicos -de 13 a 28 años- se reunieron en el colegio Espíritu Santo, en el norte de la ciudad. Aquí se desarrolló la 5ta Jornada Arquidiocesana de la Juventud, organizada por la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guayaquil.

“Lo que esperamos, ante todo, es que ayude a los chicos a fortalecer su fe”, dijo el padre Andrés Ulloa, organizador del encuentro. La cita es una preparación ante la jornada nacional, que será en Manta -del 31 de julio al 2 de octubre-. También tiene por objetivo alistarse para la Jornada Mundial de la Juventud 2016, a la que asistirá el papa Francisco en Cracovia (Polonia).

En el último encuentro participaron algo más de 1 000 jóvenes. Ahora la cifra se duplicó. Muchos llegaron emocionados por el anunciado arribo de Jorge Mario Bergoglio al Puerto Principal.

Alejandro Suárez se lleva la mano al pecho antes de hablar del papa latinoamericano. “Es muy emocionante, sobre todo porque él es el papa de los jóvenes”.

Para Carlos Chiluisa, uno de los colaboradores, la llegada de Francisco será un acontecimiento que marcará la vida de los más jóvenes. “El papa no dice: jóvenes hagan lío. Estamos haciendo lío. Pero no lío de bulla; lío porque Jesús grite en nuestros corazones y que, por donde caminemos, reconozcan los demás que tenemos a Cristo en nuestro corazón”.

El lema de esta jornada fue dado por el Santo Padre. Está en el evangelio según Mateo y es una de las bienaventuranzas: ‘Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios’. La frase estaba marcada en todas las camisetas, también en la de Jean Mosquera. Él llegó desde el cantón Daule para participar en las dinámicas, conciertos, catequesis y otras actividades.

Para recibir charlas de motivación, los jóvenes fueron divididos en grupos de 50. Cecibel Mancacela fue una de las catequistas.

“El mensaje del papa está inspirado en el sexta bienaventuranza. Nos motiva a tener un corazón limpio a través de Jesús y por medio de la oración, la palabra de Dios, en el servicio a nuestro prójimo”.

La jornada comenzó con una eucaristía. Los parlantes también resonaron con música de todo tipo, incluso rock pesado. El grupo Sacramento fue uno de los participantes. Los jóvenes también participaron en un flashmob.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)