20 de junio de 2014 15:53

Jonathan Estrada muestra humor en la televisión y pasión en las tablas

El actor quiteño Jonathan Estada es conocido por ser el presentador de‘Ecuador tiene talento 3’ y por su papel de Marcelo Guamán en la serie 'El Combo Amarillo'. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

El actor quiteño Jonathan Estada es conocido por ser el presentador de‘Ecuador tiene talento 3’ y por su papel de Marcelo Guamán en la serie 'El Combo Amarillo'. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 8
Eduardo Freire. Redactor

Jonathan Estrada es actor y presentador del programa ‘Ecuador tiene talento 3’. Su papel de Marcelo Guamán en la serie ‘El combo amarillo’, de Ecuavisa, lo ha convertido en una figura mediática y querida. Sus fieles seguidores son niños y jóvenes.

El quiteño de 26 años incursionó en el teatro de manera formal (con el grupo de la Universidad Católica de Quito) y fue parte del elenco en obras como ‘Bodas de sangre’, de Federico García Lorca.

Pero su niñez y parte de su juventud, no tuvieron nada que ver con el ambiente teatral y televisivo.

Desde los cuatro años formó parte del equipo de fútbol en la escuela Fe y Alegría. Luego, a los 11, ingresó a la escuela Eugenio Espejo, donde ganó el campeonato local. Con emoción, su padre, Paúl Estrada, recuerda que Jonathan estuvo a punto de viajar a Francia, como representante colegial.

La pasión por el deporte no terminaba y fue convocado para ingresar a las ligas inferiores del equipo de Liga Deportiva Universitaria (LDU). Allí, permaneció hasta los 17 años y fue convocado para ser parte de la selección nacional a los 18. “No pudo representar al país, porque en el primer entrenamiento se lesionó la cadera”, cuenta su padre.

Los médicos le recomendaron que deje el fútbol y “se dedique a estudiar”. Es entonces, cuando el bichito del arte empezó a nacer en el actor; ingresó a la academia de CN Modelos. Allí, se gradúo y recibió una placa como mejor modelo publicitario.

Estrada no dejó los estudios formales e ingresó a la Universidad Católica de Quito. Inicialmente siguió la carrera de administración, pero luego se dio cuenta que eso no era lo suyo.

Sin que sus padres se enteren, el inquieto joven se inscribió en un taller de teatro clásico; allí conoció a su “compañero de toda la vida en las tablas”, Silvio Villagómez. Los dos empezaron el curso –en una estancia que duraría cinco años- y terminaron iguales. Junto a Villagómez compartieron tablas y realizaron ‘castings’ de teatro, cine y televisión.

La primera vez que Estrada actuó fue en la obra ‘Lisístrata’, del comediógrafo Aristófanes. Para él, su actuación fue terrible y se sintió como ‘una piedra’. Con la guía del maestro Marcelo Luje, sus conocimientos teatrales se fortalecieron.

Villagomez piensa que Estrada se convirtió en un actor bastante talentoso y lo califica como una magnifica persona.

A pesar de que el personaje de Marcelo Guamán es cómico, Villagómez considera que Estrada es un artista completo, siempre listo para transmitir pasión en las tablas. “Es excelente haciendo drama o tragedia”. Tanta era la pasión, que en una escena de la obra ‘Bodas de sangre’ se enfrentó con un compañero a ‘cuchilladas’. Estrada se metió tanto en el personaje que empuñó el cuchillo (de plástico) y se lo clavó con fuerza en el corazón del oponente.

Esa pasión y credibilidad en tablas contrastaba con la imagen pasiva y poco amiguera, que mostraba en su casa. Tanto así, que su padre solo conoció de la existencia de una novia y un amigo.

Su progenitor recuerda que el bichito de la actuación siempre estuvo presente en la mente del actor. Desde los dos años montaba obras de teatro caseras y se disfrazaba de político. Tal vez, esos fueron los indicios de la caracterización del taxista Marcelo Guamán, ese personaje quiteño que lo ha catapultado hacia el gusto popular.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)