22 de December de 2014 21:11

Joe Cocker, la voz más personal de Woodstock, dice adiós

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Espectáculos y Agencias

Joe Cocker, el legendario cantante británico de blues y rock detrás de éxitos como You Are So Beautiful, murió a los 70 años, informó ayer (22 de diciembre) su agente. La voz rasposa que lo caracterizó toda su carrera se ha silenciado tras una larga batalla contra el cáncer de pulmón. Fue “sin duda el mejor cantante de rock/soul que ha producido Gran Bretaña”, dijo su agente Barrie Marshall.

Aunque la aseveración ha llegado en un momento de profunda emoción, cabe decir con mayor frialdad que si no fue el mejor, al menos es uno de los más destacados cantantes que han salido de la prolífica tierra de los Beatles. De hecho, el ex Beatle, Ringo Starr, también rindió tributo al músico: “Adiós y Dios bendiga a Joe Cocker, de uno de sus amigos, paz y amor”, dijo.

Tal despedida es justa con la historia ya que si Joe Cocker hizo estremecer al mundo del rock y pop fue en buena medida gracias a sus cóvers de los ‘escarabajos’, en especial del tema de Starr: With a Little Help of My Friends, el cual lo catapultó a la fama en 1968 y le otorgó un espacio en el mítico festival de Woodstock en 1969.

Su representante recordó además a la BBC el particular estilo de Cocker en escena y fuera de ella: “Tenía verdadero talento, era una auténtica estrella, pero al mismo tiempo un hombre amable y humilde que amaba estar sobre el escenario. Cualquiera que le haya visto alguna vez en directo no podrá olvidarle”, dijo.

El vocero se refiere a que a la distintiva voz del intérprete acompañaba una extraña colección de movimientos que la prensa catalogaba como “histriónicos”. Así por ejemplo, su extraño movimiento de brazos y su guitarra imaginaria lo acompañaron desde los desaforados años 70, hasta sus últimas presentaciones ante la euforia del público.

Pese a un hiato de casi una década debido a su problema con el abuso de sustancias en los 70, Cocker retomó su carrera con la producción de álbumes bien recibidos por la crítica en las décadas posteriores. Pero sobre todo dejó su huella en la cultura pop con la interpretación de temas que se convirtieron en éxitos inmediatos como You Are So Beautiful, Up Where We Belong, You Can Leave Your Hat On y Unchain My Heart.

Fue fiel a su estilo soul y blues hasta sus placas finales. Su escuela fueron las grandes voces negras de EE.UU. como Sam Cooke, Aretha Franklin y Ray Charles. Este último, antes de su deceso, supo halagar la voz del británico al afirmar que Cocker fue su único y verdadero pupilo. Cocker aprendió de estos maestros en su Sheffield natal en donde fue parte de bandas de skiffle (música folk con instrumentación rudimentaria) desde los 12 años -primero como percusionista y luego como cantante-.

De esos inicios de clase obrera al estrellato y reconocimiento mundial se han contabilizado un total de 45 producciones discográficas, de las cuales destacan ‘Civilized Man’ (1984), ‘Cocker’ (1986), ‘One Night of Sin’ (1988), ‘Joe Cocker live’ y ‘Night Calls’ (1991). Su última producción fue ‘Fire It Up’ (2012) pero más allá de la música, sus últimos años los dedicó a su fundación Cocker Kids Foundation, para la ayuda a niños y jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)