4 de febrero de 2016 09:47

Los jeans también contaminan, pero hay soluciones

Jeanologia es una empresa que desarrolla tecnologías sostenibles para reemplazar los procesos de acabado de las prendas. Foto: cortesía Jeanologia

Jeanologia es una empresa que desarrolla tecnologías sostenibles para reemplazar los procesos de acabado de las prendas. Foto: cortesía Jeanologia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 3
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

La elaboración de pantalones de mezclilla ha conllevado procesos altamente contaminantes para el ambiente y peligrosos para la salud de los trabajadores involucrados en el proceso.

Durante la tintura y suavizado, por ejemplo, se gasta y contamina miles de litros de agua que son desechados en los ríos cercanos a las fábricas.

En Ecuador todavía se realiza el lavado y tintura tradicional. Hasta el año anterior en Pelileo, 28 —de 46— empresas dedicadas a lavar prendas de mezclilla contaban con una planta de tratamiento. Sin embargo, esta no es una solución real, pues se sigue gastando grandes cantidades de agua.

Para lograr los desgastes y rotos también se hacían procesos altamente contaminantes. Entre ellos; se rociaba arena para hacer desgastes localizados y se realizaba lijado manual.

Uno de los más peligrosos, el desgaste a través del ‘sprayado’ con permanganato de potasio —un fuerte agente oxidante, sigue vigente.

Es una técnica es realizada todavía por dos millones de trabajadores en todo el mundo, de acuerdo a datos de Jeanologia. Esta es una empresa que desarrolla tecnologías sostenibles para reemplazar los procesos de acabado de las prendas.

Su último lanzamiento es el Light PP Spray, que reemplaza al uso de permanganato de potasio (PP Spray). Se trata de una solución láser que tiene la capacidad de realizar varios diseños de desgaste en menos de un minuto.

El PP Spray era la última técnica del acabado de jeans dañina para la salud de los trabajadores y del ambiente que todavía no tenía un sustituto.

En el 2011, la empresa española eliminó el uso del rociado con arena, con Light Solutions; en el 2012, reemplazó el lavado en piedra con el Light Stoner; y en el 2013, reemplazaron el lijado manual con el Light Scraper.

Así, en cuatro años y con la ayuda de tecnologías láser, Jeanología propuso soluciones que tienen un impacto cero en el ambiente y que mejoran los índices de productividad. Estas han sido adoptadas por centros de producción de Levi´s, Replay, Diesel, Abercrombie & Fitch, Zara o H&M.

El G2 y el E-Flow son otras tecnologías creadas por la empresa originaria de Valencia. El primero permite la reducción de consumo de agua (67%) y energía (62%) y elimina la necesidad de usar blanqueadores u otros químicos tóxicos. Es una lavadora gigante que usa el aire de la atmósfera para reproducir procesos de limpieza, anti-manchas y desgastado.

La E-Flow transforma el aire de la atmósfera en nano-burbujas. Los productos (pueden ser suavizantes o tinturas) y el agua usados para los acabados se distribuyen en forma homogénea en la tela. Con estos procesos se elimina el gasto de agua, pues se usan cantidades mínimas (como de un vaso de agua por pantalón).

Jeanología tiene clientes en 47 países. Durante la última semana de enero expuso sus productos en Colombiatex (Una feria de textiles que se realiza a inicios de año en Medellín), llegando a potenciales mercados como México, Colombia, Perú y Venezuela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)