20 de julio de 2017 13:03

Javier Gavilanes gana el Salón de Julio con obra que alude a las clases sociales

El artista guayaquileno Javier Gavilanes posa junto a su obra Percepciones entrecruzadas, ganadora del primer premio del Salon de Julio 2017. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

El artista guayaquileño Javier Gavilanes posa junto a su obra ‘Percepciones entrecruzadas’, ganadora del primer premio del Salón de Julio 2017. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Alexander García

Tras cinco menciones de honor en las ediciones anteriores del Salón de Julio, Javier Gavilanes obtuvo la mañana de este jueves 20 de julio del 2017 el primer premio y los USD 10 000 del certamen de pintura del Museo Municipal Guayaquil.

El artista guayaquileño de 43 años presentó al concurso el díptico ‘Percepciones entrecruzadas’, en polvo de pintura removida de las fachadas de casas guayaquileñas, ubicadas en los extremos de las clases sociales, y dispuestas luego en celdas de plástico en líneas de diversos colores.

Gavilanes indicó que la recopilación del polvo, lijado de las paredes de casas de sectores como Las Malvinas, al sur de la ciudad; y Los Ceibos, al norte; le tomó mes y medio de arduo trabajo, y en algunas cosas lijó el color de las paredes sin pedir autorización, en una propuesta que lo conectó con el trabajo manual.

En uno de los cuadros presenta la escala de líneas de colores removidos de casas de extractos populares, y en el otro, las de las fachadas de clases alta. “Las casas de los barrios populares están pintadas con colores más fuertes, en las de clases pudientes son tonos más bajos”, indicó el artista, quien reside en Las Malvinas.

El jurado internacional del certamen decidió otorgar el premio por unanimidad a ‘Percepciones entrecruzadas’ destacando que en la obra el ejercicio de la pintura aparece subyacente a la manualidad técnica y que el proceso refleja una suerte de “capas arqueológicas de la sociedad actual”.

La obra de Gavilanes además hace un guiño a la historia del arte, puntualmente a la abstracción geométrica y según el acta de premiación propone “un laboratorio visual generador de estéticas y formas, ideas y maneras del arte de hoy”.

El jurado, integrado por el boliviano Eduardo Rivera, los chilenos Ricardo Fuentealba-Fabio y Víctor Hugo Bravo, y por el ecuatoriano Hernán Pacurucu, como presidente del Salón, subrayó su comprensión de lo pictórico en un campo reflexivo expansivo. En ese sentido premió una obra que logra “extrapolar contenidos y repensar los valores y formas de repensar la pintura”.

El segundo premio (USD 6 000) recayó en Emilio Seraquive Valarezo por la obra ‘La gota que derramó el vaso II’ y el tercer premio (USD 4 000) le fue otorgado a Marcel Leonardo Moyano, por ‘El problema de lo imaginario’, ambas pinturas sobre lienzo.

Se otorgaron además cinco menciones de honor a Beatriz Alexandra Cedeño, Wilson Paccha, César Augusto Guale, Oswaldo Terreros y Juan Caguana.

En total 26 obras fueron admitidas a exposición. La muestra de la edición 58 del Salón de Julio - Pintura Fundación de Guayaquil será inaugurada mañana, viernes 21 de julio, a las 19:00, en el Museo ubicado en las calles Sucre y Chile, en el centro de Guayaquil. La exhibición permanecerá abierta un mes, hasta el 22 de agosto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)