30 de agosto de 2015 12:03

¿Por qué Italia discute sobre un huevo y dos pingüinos?

El libro infantil, 'El pequeño huevo', de la escritora Francesca Pardi propone modelos de familia diferentes. Foto: Blog de Andrea Bordoni y Matteo Marino

El libro infantil, 'El pequeño huevo', de la escritora Francesca Pardi propone modelos de familia diferentes. Foto: Blog de Andrea Bordoni y Matteo Marino

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA
Annette Reuther. Roma

Un huevo sale de paseo y se encuentra con un hipopótamo, dos canguros y dos pingüinos con hijos. Parece inofensivo pero en Italia no lo es.

La escritora lesbiana Francesca Pardi publicó un libro para niños en el que presenta diferentes modelos de familia. Es decir, no sólo padre, madre e hijo, sino también padre, padre e hijo y madre, madre e hijo.

El huevo no se extraña de que los dos pingüinos machos tengan crías. Pero para muchos conservadores y fieles religiosos el libro 'Piccolo Uovo' ('El pequeño huevo') transmite un mensaje equivocado.

La polémica está servida desde hace meses en la católica Italia, a la que tradicionalmente le cuesta aceptar a los homosexuales y lesbianas.

La controversia aumentó cuando el cantante Elton John -que tiene con sus pareja dos hijos nacidos por vientre de alquiler- calificó de "mojigato" al alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro.

Y es que una de las primeras medidas que adoptó el regidor veneciano fue prohibir los libros de Pardi en la educación preescolar. Brugnaro contraatacó llamando "arrogante" al músico británico y dejando claro que en Venecia nunca se celebraría un desfile gay.

"Brugnaro se convirtió en un vergonzoso caso de homofobia. Nada más llegar al poder no dejó de meter la pata una y otra vez", afirmó Franco Grillini, de la organización defensora de los homosexuales Gaynet Italia. Pero más relevante todavía es que incluso el papa Francisco haya intervenido en el debate.

Francesca Pardi envió al pontífice sus libros para abogar por una mayor tolerancia y llamar la atención sobre el odio al que se enfrenta por parte de los católicos por 'Piccolo Uovo'. Lo que recibió fue una respuesta amable y una bendición por parte de un representante del Vaticano en nombre del papa argentino.

Y los medios italianos lo tuvieron claro: el papa apoya las declaraciones y el estilo de vida de Pardi, que tiene cuatro hijos con su pareja. Pero aunque el papa Francisco ha utilizado un tono más conciliador que sus predecesores con el colectivo homosexual, la interpretación de la prensa ha sido demasiado para la Santa Sede.

Según el portavoz del Vaticano Ciro Benedettini, la carta de Franciso se ha "instrumentalizado". "La bendición del papa al final de la carta va dirigida a la persona y no a posibles teorías que no están de acuerdo con la doctrina de la Iglesia. Esta no ha cambiado, como recientemente reiteró el papa", aclaró.

La polémica ha surgido poco antes de que en octubre comience en el Vaticano el Sínodo de las Familias. Durante el encuentro de obispos de todo el mundo se abordará probablamente también la postura que debe tener la Iglesia en el futuro respecto a la homosexualidad y si tiene que haber una apertura.

Sin embargo altos representantes de la Iglesia intentan desde hace tiempo rebajar las expectativas ante el sínodo y el presidente de la Conferencia Episcopal Alemania, Reinhard Marx, aseguró que la cuestión homosexual no será un tema central.

Más allá del Vaticano, la sociedad italiana no es tan abierta en esta cuestión como en otros países de Europa. De hecho Italia es la única nación de la Unión Europea en la que no están reconocidas las uniones de hecho entre personas del mismo sexo y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos instó en julio a Roma a aceptarlas.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, quiere hacerlo de aquí a finales de año, pero se enfrenta a la oposición política y a la de la Iglesia.

Durante el denominado 'Día de la Familia' cientos de miles de personas participaron en junio en una manifestación en Roma en contra de conceder más derechos a los gays y lesbianas.

Por lo menos el alcalde de Venecia parece querer moderarse y se mostró dipuesto a que se celebre una manifestación del orgullo gay en el Gran Canal. Y en un tono conciliador incluso lanzó una invitación al Elton John, asegurando que "quizás quiera cantar" en ella.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)