20 de febrero de 2015 11:50

Irán vacunará y equipará con GPS a perros callejeros de las montañas

Un acuerdo entre las autoridades iraníes y organizaciones de protección animal busca evitar que la población y los servicios municipales maten a los canes. Foto: Referencial/ Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Un acuerdo entre las autoridades iraníes y organizaciones de protección animal busca evitar que la población y los servicios municipales maten a los canes. Foto: Referencial/ Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia AFP

Las autoridades iraníes vacunarán y colocarán un collar con GPS a los perros vagabundos, que pueblan las montañas próximas a Teherán, para así tenerlos controlados y localizados, informaron este viernes los medios iraníes.

Según el ayuntamiento de la capital iraní, que se unió a varias organizaciones de protección animal, este proyecto busca evitar que la población o los servicios municipales maten a estos canes.

La campaña, que comenzó durante la segunda semana de febrero en el sector de Darakeh (norte), ha permitido vacunar a 200 de los 3 000 perros previstos.

La cohabitación de hombres y perros se presenta difícil en las montañas, que son lugares de encuentro y paseos de los habitantes de la capital. Los perros, que viven en manadas, descienden también a las calles de Teherán para alimentarse.

Según los medios de comunicación, la población teme eventuales ataques y prefiere a menudo métodos más radicales para expulsarlos.

El ayuntamiento "utilizará otros métodos alternativos a matar perros para impedirles entrar en la ciudad y para controlar su población", aseguró Reza Ghadimi, responsable municipal del proyecto, citado por la agencia oficial Irna.

"Los perros, tras ser vacunados, pueden ser localizados gracias a un collar equipado con un GPS", explicó Ghadimi, para quien "esta campaña busca (...) crear una cultura de la protección de los animales" en la sociedad iraní.

Las autoridades iraníes consideran que tener un perro doméstico es una costumbre importada de Occidente e incluso prohíben pasear un can en lugares públicos o transportarlo en coche, bajo pena de ver el animal y el vehículo incautados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)