19 de enero de 2016 21:06

Intervenida la zona en donde un paciente se infectó con zika

El 15 de enero de 2016 se registró en Quinindé un nuevo caso de zika en el país. Las autoridades del Ministerio de Salud Pública enviaron brigadas. Foto referencial: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

El 15 de enero de 2016 se registró en Quinindé un nuevo caso de zika en el país. Las autoridades del Ministerio de Salud Pública enviaron brigadas. Foto referencial: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Bolívar Velasco

Brigadas médicas del Ministerio de Salud (MSP) se trasladaron al cantón Quinindé, en la provincia de Esmeraldas, para tomar acciones frente al reporte de un caso de zika registrado el 15 de enero del 2016.

Las autoridades de esa zona de la costa del Ecuador señalaron que este martes 19 de enero del 2016 se iniciaron acciones preventivas para contrarrestar posibles nuevos brotes.
Las mingas de limpieza y la abatización del agua se realizan principalmente en la jurisdicción de Cupa.

Ahí, el MSP reportó que una persona que viajó por vacaciones a ese sitio, la semana pasada, dio positivo al virus. El paciente se encuentra en Guayaquil. Este caso de zika es uno de los dos autóctonos que se reportan al momento en el Ecuador.

“Todos presentaron síntomas compatibles con la enfermedad por lo cual se tomaron muestras y se confirmó la presencia del virus”, informó el MSP en un comunicado.

El director Provincial de Salud de Esmeraldas, Francisco Quiñónez, indicó que en las mingas se encontraron una gran cantidad de botellas plásticas que podrían ser potenciales criaderos de mosquitos. “Con estas iniciativas buscamos evitar que no ocurra lo que pasó con el chikungunya, que nos trajo muchos casos”.

La provincia de Esmeraldas, efectivamente, fue la que registró el mayor número de reportes de esa enfermedad con alrededor de 9700 enfermos, en el 2015. Ahora las autoridades intentan evitar que el zika se desborde.

Este virus es transmitido por la picadura del mosquito aedes aegypti, el mismo que causa el dengue y el chikungunya. Por lo general los síntomas aparecen en las personas entre los tres y 12 días de incubación y pueden durar de cuatro a siete días. Las consecuencias de la enfermedad se manifiestan con fiebre, conjuntivitis, cefalea, anorexia, vómito, diarrea, o dolor abdominal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)