29 de marzo de 2017 00:00

Fortalecimiento de interculturalidad está en la agenda de los candidatos

Uno de los enfoques de la política del gobierno fue el fortalecimiento de la salud. Foto: Flickr / Ministerio de Salud Pública del Ecuador

Uno de los enfoques de la política del gobierno fue el fortalecimiento de la salud. Foto: Flickr / Ministerio de Salud Pública del Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Tendencias
(I)

Desde el 2008, el Ecuador se reconoce como un país intercultural y plurinacional. Así lo establece la Constitución del 2008. La búsqueda de un Estado más inclusivo y participativo se canalizó a través de leyes que garanticen este proceso.

Este reconocimiento permitió a las comunas, pueblos y nacionalidades acceder a una serie de derechos como mantener y fortalecer su identidad, tradiciones, no ser objeto de racismo ni discriminación y conservación de propiedad de tierras comunitarias. Además, el uso de recursos naturales renovables en sus tierras y la consulta previa, libre e informada de planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos no renovables que pudieran afectarles.

Para la aprobación de la Ley de Agua se realizó la consulta prelegislativa. Pese al proceso de socialización, la norma tuvo detractores, especialmente por la Autoridad Única que regula las políticas públicas de este recurso. Lo mismo sucedió con la Ley de Tierras, Ley de Cultura y Patrimonio y, recientemente, con el Código Orgánico del Ambiente.

El reconocimiento constitucional de los idiomas kichwa y shuar como oficiales, así como la aprobación de la Ley Orgánica de Educación Intercultural, se marcaron dos nuevos logros para integrar la política pública intercultural.

Según datos del Ministerio de Educación, hay un incremento de estudiantes en las instituciones educativas interculturales bilingües de 95 471 alumnos, en el período 2007-2008, a 153 068 en el ciclo correspondiente a 2016-2017.

Al contrario, el número de instituciones educativas interculturales bilingües ha disminuido. En total han cerrado 308 centros educativos. Esto responde a “que en la actualidad se atienden a más estudiantes en menos instituciones de mayor calidad”, según el Ministerio de Educación.

Otro eje transversal es la política de salud pública. A través de la creación de la Dirección Nacional de Salud Intercultural se pusieron en marcha programas para que la medicina tradicional o ancestral y alopática se complementen y coexistan. Uno de los proyectos es el del parto ancestral.

El Ministerio de Salud Público cuenta con 1 434 parteras articuladas de un total de 2 460 en todo el país. Se han realizado adecuaciones en establecimientos de salud para atender partos en libre posición.

6% de los partos atendidos en 2014 fueron en libre posición. En 2015 la cifra subió a 14%. Para el 2016 el 26% de los partos atendidos por el sistema de salud correspondieron a este tipo.

Catalina Campo Imbaquingo, directora nacional de Salud Intercultural, explica que la aplicación de los programas interculturales van más allá de la inclusión. “Estas dos visiones de ejercer la medicina desde distintas visiones culturales (ancestral y alopática) hacen que abras el espacio dentro de la lógica de diálogo de saberes para que esto pueda tener una transeferencia de conocimientos y saberes de lado y lado”, asegura.

Para esto resulta importante contar con personal capacitado. El MSP tiene 1500 técnicos de atención primaria de salud, de ellos 737 pertenecen a pueblos y nacionalidades. Campo también reporta que en las comunidades indígenas, los médicos rurales buscan conectarse mejor con la ciudadanía. Aprenden su lengua, reciben capacitación de las parteras y otros proveedores de salud como chamanes. Esto les permite brindar un servicio integral a los pacientes que reciben.

Las propuestas de los candidatos

Guillermo Lasso, de la alianza Creo-Suma, dice que promover la interculturalidad no es solo una tarea de difusión mediática, sino de información y educación. Por ello busca liberar las mallas curriculares para que “respondan de forma efectiva a su entorno y a las demandas de las comunidades locales”. También dijo que derogará los decretos 16 y 739 para que las comunidades se puedan organizar como sociedad civil con el objeto de fortalecer la promoción y activismo de la interculturalidad.

El candidato Lenín Moreno asegura que propiciará un verdadero diálogo intercultural con todos los pueblos y nacionalidades. “Vamos a fortalecer la educación intercultural bilingüe y lo haremos con la participación activa de pueblos y nacionalidades indígenas”, aseguró. También recalcó que impulsarán acciones y financiamiento para que creadores y gestores culturales de pueblos y nacionalidades desarrollen sus contenidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)