20 de octubre de 2016 10:38

Interactividad, inclusión y turismo captan la atención en Hábitat III

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriela Coba
Logo de Habitat III

La zona sur de la sede de Hábitat III es una de las más concurridas del evento, que inició el 17 y finalizará este 19 de octubre del 2016. La acogida se debe a que allí se encuentran tres pabellones, a través de los cuales se informa sobre la Organización de Naciones Unidas, Ecuador y Quito.

A través del juego se informa sobre la ONU

En el pabellón de Naciones Unidas lo primero que llama la atención de todos son las instalaciones interactivas. Se encuentran desde videos, pasando por una ciudad a escala con luces, realizada por el artista ecuatoriano Pablo Rosero, hasta un juego para hacer una mascarilla para la contaminación.

En uno de los puestos se encuentra un photobooth de la campaña Respira la Vida, a cargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Stephani Vasco, miembro de la producción visual del stand explica que “el proyecto plantea la temática del aire limpio en las ciudades y las soluciones para tratar la contaminación”. Quienes participan en esta actividad escriben el nombre de una ciudad que desean que tenga un mejor aire, luego se realizan una fotografía con el fondo de una urbe mundial, en la cual se visualiza el cielo limpio.

Otro de los focos de atención es una mesa interactiva. Esta instalación contiene la propuesta de revitalización del antiguo colegio Simón Bolívar para que se convierta en sede de Naciones Unidas. Esto dentro del proyecto macro del Gobierno de revitalizar el Centro Histórico y Quito. El centro de la ONU se instalaría en el país por un período de 25 años. “El formato de la mesa se diseñó exclusivamente para Hábitat III”, explica Carmen Abela, encargada del tablero.

Al jugar con la mesa la gente se encuentra con los planos de la iniciativa, fotografías actuales, proyecciones a futuro y el edificio en tres dimensiones. Además, existe una parte más informativa que cuenta la relación entre Ecuador y la ONU, así como imágenes de los proyectos de la organización en el país. También hay curiosidades, como el hecho de que algunas de las alfombras que se encuentran en la sede de las Naciones Unidas fueron hechas por mujeres de Guano.

Quienes visitan el pabellón de la ONU también pueden visualizar las propuestas de la Nueva Agenda plasmadas en las paredes. Además, existe un espacio para adquirir objetos oficiales del evento.

Conocer Ecuador en poco tiempo


El pabellón de Ecuador, el país anfitrión de Hábitat III se divide en cuatro partes: cultura, obras públicas, comercio y turismo. A través de esta organización se trata de dar a conocerlo desde distintos enfoques e iniciativas.

La primera parte de la muestra es la cultura del país. Existe una exposición de artesanías e información de las culturas históricas como la Chorrera. Al continuar el recorrido las ollas y vasijas se cambiaban por proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda. Aquí se observa un auto eléctrico y alternativas de vivienda para las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril.

En el segundo piso del pabellón se informa sobre comercio. Las personas conocen sobre las distintas áreas de producción del Ecuador, como agricultura y tecnología. También se explica cómo invertir en el país.

La última muestra se centra en el turismo nacional. A través de una experiencia de realidad virtual las personas conocen las cuatro regiones de Ecuador en 60 segundos. Esta muestra se cierra con una exhibición de rosas que existen en Ecuador.

Sitios turísticos de Ecuador se promocionan con realidad virtual en el Hábitat III FOTO

Quito critica el racismo a través de la fotografía

Las paredes exteriores del pabellón de la capital ecuatoriana muestran el proyecto global Humanae, de la artista-fotógrafa brasilera Angélica Dass.

En la muestra fotográfica existen 64 imágenes de personas con la palabra pantone y una numeración en la parte inferior de cada una. Esto es un código de pintura industrial. Lo que hizo la artista fue tomar los pixeles de la tez de cada persona que sale en la imagen y plasmar el color industrial de fondo. El objetivo de la fotógrafa es evidenciar que el color de la piel humana es muy diversa. Con la muestra, Dass pretende romper las ideologías racistas, económicas y socioculturales.

Es por ello que uno de los voluntarios del evento reta al público a adivinar quién en las imágenes es quiteño y quién extranjero. Nadie se atreve y eso se debe a que todos pueden ser de cualquier parte del mundo. Sin embargo, luego se conoce que el 80% de los fotografiados son ciudadanos de la capital y solo el 20% extranjeros.

Como dato interesante las imágenes que se encuentran a la izquierda del ingreso al pabellón son el padre y abuela de la fotógrafa. Las dos personas tienen un gran contraste, porque la abuela es una mujer de piel blanca mientras que el padre tiene la tez de una persona afrodescendiente. Esta es una de las razones que inspiró a Dass a realizar el proyecto.

Dentro de la estructura, los visitantes encuentran una muestra en video del Distrito Metropolitano de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)