19 de marzo de 2016 00:00

Insumos para dar más que una mano de gato a las paredes de su casa

La pintura es uno de los trabajos caseros más sencillos y periódicos. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

La pintura es uno de los trabajos caseros más sencillos y periódicos. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Darle una mano de pintura a diversos espacios de la casa -o a toda esta- constituye el trabajo casero que se realiza con mayor periodicidad. La buena presencia y conservación, tanto interna como externa del inmueble depende mucho de esta práctica.

El principal material para este fin es la pintura, pero para utilizarla adecuadamente y obtener buenos resultados son necesarias algunas herramientas.

Masking, brochas de diversos tamaños, espátula, lijas, rodillo y una escalera son imprescindibles para el trabajo.

Ricardo Arias, de Mega Kywi, explica que antes de pintar es importante preparar la pared. Esto implica sacar la pintura vieja, dejar la superficie totalmente lisa y sin asperezas. Para ello se emplean lijas, cuyo precio varía desde losUSD 0,35, según su grosor; o espátulas, que cuestan USD 3.

Cuando se trata de áreas pequeñas, la brocha es la mejor herramienta; se encuentran opciones desde los USD 2. Pero para grandes y altas paredes se puede usar el rodillo, mientras que el compresor es una opción más especializada.

Un rollo de masking ayudará a cubrir espacios que no se deben manchar. Se consiguen opciones desde USD 1.


Lijas y espátulas alisan el área antes de pintar. Según la tarea se usan brochas, rodillos y sopletes.


Para paredes enteras y áreas altas, el rodillo es la herramienta adecuada.

Las brochas se usan para corregir fallas en espacios pequeños.

Con masking se cubren los espacios que no se quiere manchar.

El compresor de mano permite un trabajo de pintura más especializado.

Antes de aplicar la pintura, con la espátula se despegarán materiales.

Las asperezas y grumos de la pared se pueden eliminar con una lija.

Se puede aplicar pintura mate o con brillo, según el gusto de la familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)