5 de junio de 2016 00:00

Inmunoterapia con atezolizumab aumenta supervivencia global en cáncer de pulmón

Comparación de dos métodos de examen para detectar cáncer de pulmón. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Comparación de dos métodos de examen para detectar cáncer de pulmón. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia EFE

El tratamiento con el anticuerpo atezolizumab en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico metastásico ha demostrado un aumento de la supervivencia global y una respuesta al tratamiento más prolongada.

Así se refleja en una ampliación del estudio Poplar que se ha presentado hoy en la 52 edición de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) que congrega en Chicago hasta el 7 de junio a más de 35.000 especialistas en cáncer de todo el mundo.

Este tratamiento de inmunoterapia se aplica en segunda línea, es decir, en pacientes que ya han recibido quimioterapia, y en comparación con la quimioterapia convencional.

Los primeros análisis mostraron un beneficio sobre la supervivencia global de 11.4 meses para el grupo de pacientes tratados con atezolizumab, de la compañía Roche, frente a los 12.6 meses obtenidos en esta actualización del estudio presentado hoy.

Además, la duración media de la respuesta también mejoró a medida que se ampliaba el seguimiento, pasando de 14.3 meses en el análisis inicial a 18.6 meses en el actualizado.

En todos los casos el nuevo tratamiento fue bien tolerado y los efectos adversos coincidían con los ya observados en fases previas.

Este fármaco es un inhibidor de la proteína PD-L1, que actúa como marcador tumoral, y, según el oncólogo Ángel Artal del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, se pueden beneficiar, aunque en menor medida, incluso los pacientes que menos expresen esta proteína. "También podrían hacerlo, aunque en este caso sería preciso estudiarlo más a fondo, aquellos que tenían mutación EGFR o eran ALK-positivo y habían recibido quimioterapia y tratamientos dirigidos a esas dianas", señala en declaraciones a los periodistas. "Son, por tanto, muchos los casos que pueden mejorar sus posibilidades de ampliar su supervivencia global", agregó.

Otro estudio presentado hoy en ASCO revela que alectinib, un fármaco de administración oral que actúa inhibiendo la quinasa del linfoma anaplásico (ALK, por sus siglas en inglés), logra reducir el riesgo de empeoramiento o muerte (supervivencia libre de progresión, SLP) en un 66% frente a crizotinib en pacientes con cáncer de pulmón ALK-positivo avanzado o recurrente.

Son datos del ensayo clínico J-ALEX, un estudio fase III abierto y randomizado realizado en Japón en pacientes que no habían recibido antes un inhibidor de ALK.

Se registraron menos efectos adversos en el grupo de alectinib, que mostró un perfil de seguridad coincidente con el ya observado en investigaciones previas con el fármaco.

En opinión de la doctora Enriqueta Felip, especialista del Hospital Vall dHebron de Barcelona, "estamos ante un estudio que aporta datos interesantes para poder ir sabiendo con cuál de los fármacos disponibles debemos empezar a tratar a estos pacientes.

Según los resultados comunicados en ASCO, la reducción del riesgo de empeoramiento o muerte que aporta alectinib es de una magnitud muy considerable y además lo consigue siendo bien tolerado, con menos efectos secundarios que crizotinib".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)