11 de julio de 2015 00:15

Monje tibetano se inmola ante reforzada seguridad en cumpleaños de dalái lama

El Dalai Lama durante su intervención hoy, 13 de diciembre, en la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz en Roma. Foto: AFP

El cumpleaños del dalái lama, líder espiritual de los tibetanos en el exilio, ha provocado un incremento de los controles sobre la población del Tíbet. Foto: Archivo/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

 Un monje tibetano se inmoló en la localidad de Kyegudo, en la provincia occidental china de Qinghai, ante la reforzada seguridad impuesta por las autoridades del país en la celebración, el pasado lunes, del 80 cumpleaños del dalái lama.

Según informó la organización estadounidense Campaña Internacional por el Tíbet, el suceso tuvo lugar el pasado jueves y se piensa que el monje que se inmoló está vivo e ingresado en un hospital.

El monje, un veinteañero identificado como Sonam Topgyal,  había participado anteriormente en protestas contra las autoridades chinas por las supuestas discriminaciones contra los ciudadanos de etnia tibetana. Esta vez se prendió fuego en una céntrica plaza de la localidad y fue llevado por la policía cuando aún estaba en llamas.

El cumpleaños del dalái lama, líder espiritual de los tibetanos en el exilio, ha provocado un incremento de los controles sobre la población del Tíbet y las regiones vecinas, como Qinghai, con habitantes de etnia tibetana, dijeron fuentes locales a Campaña Internacional por el Tíbet.

Se trata de la sexta inmolación en lo que va de año y la 142ª desde 2009 (alrededor de un centenar de ellas con resultado de muerte), cuando la organización con sede en EEUU y conectada con la disidencia tibetana empezó a contabilizar este tipo de protestas. China considera que el Tíbet forma parte desde la antigüedad del "destino de la nación china", aunque los tibetanos en el exilio argumentan que la región fue durante siglos independiente hasta que fue ocupada por las tropas comunistas e integrada en la República Popular en 1951.

Los disidentes tibetanos acusan al régimen comunista de reprimir su cultura y su religión, mientras que Pekín tilda a los líderes tibetanos en el exilio de "nostálgicos de un régimen teocrático de servidumbre feudal" y les culpa de alentar las inmolaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)