25 de April de 2015 21:17

La industria 4.0 requiere de robots con forma animal

La utilización de robots inspirados en formas animales toma fuerza entre las compañías de innovación tecnológica.

La utilización de robots inspirados en formas animales toma fuerza entre las compañías de innovación tecnológica.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 4
Diego Ortiz
Redactor (I)

La última edición del Hannover Messe, una de las ferias de tecnología industrial más importantes del mundo, fue una ventana para mirar a los trabajadores del futuro en la construcción de las sociedades modernas: las hormigas.

La compañía alemana Festo, destacada en materia de innovación biomecánica, presentó en esta ocasión su proyecto BionicANTs. Bajo este nombre se cobijan una serie de robots construidos a base de estudios de la dinámica de esta especie y que se comportan de una manera similar a las hormigas dentro de sus colonias.

Para sus fabricantes, el proyecto BionicANTs tiene como objetivo la construcción en serie de estos robots, los mismos que tendrán la capacidad de hacer tareas en distintas ramas del trabajo humano. Construcción de viviendas, reparaciones de alta precisión y, posiblemente, apoyo en misiones espaciales, el amplio espectro de actividades para las cuales se han diseñado estas hormigas tiene como finalidad reducir las tareas de riesgo asignadas a humanos.

Al igual que los insectos, los robots son capaces de cargar objetos que superan por mucho su propio peso. Las partes de sus cuerpos se las puede producir en masa y en corto tiempo gracias al uso de impresoras de plástico 3D. Al respecto, Festo ha señalado que es la primera vez en la que se ha logrado combinar tecnología de alta calidad con las facilidades de este tipo de impresión.

La más impresionante innovación en la construcción de estos objetos es la creación del sistema Bionic Learning Network. Esto permite que todas las hormigas, en conjunto, desarrollen tareas cual si trabajasen en una colonia.

Así, las unidades mantienen comunicación unas con otras con la misión de terminar una tarea en el menor tiempo posible. La asignación de funciones a cada organismo es mediante red inalámbrica, por lo que el inicio de un nuevo proyecto es tan solo una cuestión de unas horas de programación.

Tal como lo señala Jochen Köckler, miembro del directorio del Deutsche Messe, este tipo de tecnologías permite avizorar el futuro de la industria 4.0. Si bien las hormigas fueron una de las novedades de la reunión de Hannover, no se puede dejar de lado a los otros dispositivos pensados para los modelos de producción del siglo XXI.

Extensiones robóticas inteligentes capaces de tomar decisiones dependiendo de la situación y la creación de redes eléctricas inteligentes para consumo y almacenamiento energético son algunas de las innovaciones presentadas en esta ocasión.

Un modelo que toma fuerza en el mercado

La utilización de robots inspirados en formas animales toma fuerza entre las compañías de innovación tecnológica. El biomecánico ecuatoriano Juan Elizalde recuerda, por ejemplo, a Paro, desarrollado por la empresa japonesa AIST y cuya finalidad era emular el comportamiento de una cría de foca que interactúa con humanos. Con esto se quería acercar hacia el público cuyos programas terapéuticos requerían la interacción con elementos de la naturaleza.

En el plano de la realización de tareas altamente complejas, Elizalde vuelca su atención en el proyecto Termes, desarrollado en 2014 por el Instituto Wyss de la Universidad de Harvard.

Aquí, Justin Werfel, líder de la iniciativa, presentó un modelo robótico cuyos algoritmos de funcionamiento responden a patrones propios de las termitas. Durante la demostración, él comentó que entre las bondades de este tipo de artefactos está que si uno de ellos se daña durante los trabajos, fácilmente el resto puede sustituirlo en sus actividades.

Pero no todas las compañías apuntan a modelos de tamaño pequeño. Una muestra es lo que desarrolla Boston Dynamics, que en los últimos años ha sacado robots inspirados en animales de dos, cuatro y seis patas capaces de realizar tareas como subir paredes, transportar cargas pesadas o escalar paredes verticales.

Así, y como vaticina Köckler, el futuro de la industria está en robots que, con algoritmos de comportamiento animal, realicen tareas autónomas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)