28 de diciembre de 2015 00:00

Indígenas crean y brillan en Sudamérica

Inti Condo es un desarrollador puruhá (Ecuador) que trabaja con tecnologías inclusivas. Foto: Alfredo Lagla

Inti Condo es un desarrollador puruhá (Ecuador) que trabaja con tecnologías inclusivas. Foto: Alfredo Lagla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 15
Diego Ortiz

Robots, trajes especiales y un sinnúmero de tecnologías emergentes fueron los productos estrella de los desarrolladores de nacionalidades indígenas de la región durante este año.

En la lista están personajes como Inti Condo, de Ecuador, o Esteban Quispe, de Bolivia, que han dado vida a tecnologías que van más allá de una realidad social específica.

En el caso de Condo, él presentó en la última edición del Campus Party Ecuador su Huaca Hibernation Pod, que consiste en una cápsula de hibernación para seres humanos. Con ello quiere ofrecer una nueva manera en la que las personas puedan realizar viajes a largo plazo y con el uso mínimo de recursos vitales.
Pero eso no es todo. El desarrollador puruhá afirmó en una reciente charla TEDx que uno de sus objetivos a corto plazo es formar en su provincia un centro tecnológico de corazón indígena.

Su propósito es crear una institución cuyos productos satisfagan las necesidades de los pueblos de la región.

Medidores de pH, instrumentación para cultivos, implementos para el ganado… la idea es que estos objetos sean accesibles al bolsillo de los miles de campesinos, obreros y otras personas que viven en estas zonas.

Más al sur del continente, en Bolivia, otro caso exitoso se conoció en este año.

Se trata de Esteban Quispe, quien con tan solo 16 años se convirtió en unos de los referentes en desarrollo tecnológico en Sudamérica gracias a su Wall-E boliviano.

Se trata de un robot construido a partir de la chatarra. Este autómata ya ha recorrido cadenas internacionales como CNN, lo cual ha asegurado a su creador, oriundo de Patacamaya (cerca de La Paz), un futuro prometedor con ofertas de trabajo procedentes de México, Estados Unidos, Chile.

Sin embargo, él se ha mantenido firme en su decisión de terminar sus estudios de secundaria para seguir así con su sueño: crear nuevas tecnologías para la NASA.

Otro caso exitoso fue el presentado por Microsoft como parte de un proyecto tecnológico que mezcla saberes ancestrales con nuevas narrativas digitales.

Actualmente, la compañía trabaja en conjunto con la comunidad de los Arhuacos, ubicada en la zona montañosa del norte del Colombia.

Con ellos Microsoft quieren implementar la tecnología de Narrativa Rica Interactiva para llevar los conocimientos de esta nacionalidad indígena a la nube. Así, más de mil años de tradiciones y bagaje cultural estarían disponibles para usuarios de todo el mundo.

Yen el caso de la biotecnología, pues Brasil ha destacado gracias al trabajo de los indígenas de la comunidad Ekeruá, ubicada a 370 kilómetros de Sao Paulo.

Ellos crearon los primeros cultivos de superyuca no transgénica, con lo cual pueden producir tubérculos hasta cuatro veces más grandes. Eso ayuda a que se utilicen las mismas parcelas y no se tale bosque primario en su intento de aumentar la producción, lo que supone todo un éxito para el cuarto productor mundial de yuca (21,2 millones de toneladas al año, aproximadamente).

Ellos ahora están en la etapa de internacionalización de su técnica con el fin de ayudar al medioambiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)