7 de julio de 2017 16:14

Convención internacional de tatuajes abrió sus puertas en el Palacio de Cristal

El estadounidense Paul Booth y el venezolano Emilio González, dos de los principales artistas del tatuaje y la modificación corporal que hacen parte de la convención. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El estadounidense Paul Booth y el venezolano Emilio González, dos de los principales artistas del tatuaje y la modificación corporal que hacen parte de la convención. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Alexander García

El zumbido continuo de las máquinas de tatuar y la vibración de las agujas inyectando tinta en la piel marcaron el ambiente hoy viernes 7 de julio de 2017 el Palacio de Cristal en la inauguración de la primera convención internacional de tatuajes, ‘body piercing’ y modificación corporal de Guayaquil.

En 126 cubículos en el interior del Palacio se apostaron más de 200 artistas de 18 países -73 nacionales-, quienes competirán por el mejor tatuaje de la jornada y por el mejor de toda la convención, que se extenderá hasta este domingo. El valor de un tatuaje fluctúa entre los USD 50 hasta los USD 2 500, dependiendo del artista.

Entre los invitados especiales están el artista estadounidense del tatuaje Paul Booth, quien tiene entre su clientela a celebridades de bandas de rock, y el venezolano Emilio González, pionero en las prácticas de las modificaciones corporales en su país, con protuberancias y diseños en el rostro.

Los artistas internacionales más renombrados tenían en su mayoría la agenda de trabajo copada. “Es primera vez que vengo a Guayaquil, empezamos con grandes expectativas el evento, me ha causado una gran impresión el apoyo del gobierno municipal a una cultura emergente que no todo el mundo respeta”, indicó González, especializado en tatuajes e implantología quirúrgica.

El International Tattoo Fest Guayaquil 2017 fue inaugurado a medio día por Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Publica Municipal de Turismo de Guayaquil, en un evento en el que se presentó a los ocho candidatas del Miss Ink Tattoo, jóvenes de Brasil, Colombia, Venezuela y Ecuador.

El colombiano Andrés Illera, quien desde temprano comenzó a trabajar tatuajes en acuarela, se especializa en realismo a color y sombras, sobre todo para arreglar tatuajes malogrados o cubrir trabajos que la gente ya no quiere.

Un cubrimiento de un trabajo antiguo, parte desde los USD 200. “Se cobra un poco más que un tatuaje normal, porque recubrir siempre más difícil”, dijo Illera, quien comenzaba a esbozar un dibujo con color en el muslo derecho a Juliana Leal.

Cristian Bonilla, guayaquileño de 26 años, fue otro de los primeros en tatuarse este medio día. Se decidió por una calavera estilo tribal en el brazo y parte del hombro izquierdo con el tatuador argentino Tito Dragán, que ofrece trabajos desde USD 50. Bonilla pagó por su calavera USD 500.

La convención, que se extenderá hasta el domingo, contempla la noche de este sábado, desde las 19:00, shows de suspensiones corporales, una hora antes de la elección de Miss Ink Tattoo. Está previsto para el cierre de las dos primeras jornadas un espectáculo de música electrónica. El evento abre hoy y mañana sábado de 11:00 a 22:00. Y el domingo abrirá en horario de 11:00 a 20:00.

Las entradas tienen un costo de USD 10 por día y USD 25 por las tres fechas.

Previo a la apertura los artistas asistieron por la mañana a una charla de bioseguridad con especialistas de vigilancia sanitaria. “Entre nuestros objetivos está concientizar tanto a los clientes y al público como a los artistas de la necesidad de asegurar la bioseguridad, es una cuestión de salud pública y de profesionalismo”, dijo Marcelo Arteaga, uno de los coordinadores del evento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (7)