7 de December de 2011 11:52

Impuestos podrían suplir escasez fondos para lucha contra el sida, dice ONU

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La lucha contra el sida corre el riesgo de retroceder años debido a la crisis financiera global, advirtió el miércoles el jefe del programa de Naciones Unidas contra la enfermedad.

Alrededor de 34 millones de personas en todo el mundo están infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida, algo más de dos tercios de ellas en África subsahariana.

Las tasas de incidencia están cayendo y el acceso al tratamiento, expandiéndose. Sin embargo, una caída en las contribuciones de los donantes ha causado una crisis de financiación dentro del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, el mayor organismo en lo que respecta a los fondos para combatir el VIH, eso está dañando el optimismo sobre un posible final para el sida, dijo a Reuters el director de ONUSIDA, Michel Sidibe. "No es momento de parar, de revertir todo este logro.

La crisis financiera está ahí (...) pero cuando tenemos una crisis financiera necesitamos ser innovadores", agregó Sidibe durante una entrevista.

Los programas de financiamiento anual para el VIH/sida cayeron a 15 000 millones de dólares en el 2010, desde 15 900 millones de dólares en el 2009, muy por debajo de los 22 000 a 24 000 millones de dólares que la agencia de Naciones Unidas señala que será necesario anualmente para el 2015 para pagar por una respuesta global completa y efectiva.

En un intervalo de una conferencia internacional sobre sida en la capital etíope, Adís Abeba, Sidibe dijo que los donantes podrían aumentar los fondos a través de impuestos. "Si tenemos un impuesto global a la transacción financiera, digamos del 0,5 por ciento, contaremos con 226 000 millones de dólares.

El 10 por ciento de ese recurso es suficiente para financiar la lucha contra el VIH/sida, y detener la epidemia, dado que podemos reducir un 96 por ciento la cantidad de nuevas infecciones al poner a las personas en tratamiento temprano", detalló. "Podemos tener impuestos sobre los cigarrillos y el alcohol.

Podemos hallar diferentes formas de movilizar nuevos recursos", agregó Sidibe. Dado que muchos países donantes están atravesando una compleja recesión económica y crisis de deuda, los expertos en salud pública señalan que es clave para los países afectados por el VIH/sida aumentar su propia financiación, especialmente las naciones en desarrollo. "La sustentabilidad y particularmente la reducción de la dependencia, asegurar que más líderes africanos tomen la responsabilidad de iniciar un nuevo debate sobre el tratamiento y (la) crisis de financiación del sida en Africa; esos serán para mí los mensajes más importantes a extraer de Adís Abeba", manifestó Sidibe.

El Fondo Mundial ya está recortando las nuevas becas para los países que luchan contra el VIH.

El fondo público-privado contribuye con alrededor del 70 por ciento del dinero destinado a los medicamentos antirretrovirales que salvan la vida en las naciones en desarrollo.

El ex presidente estadounidense George W. Bush, cuyo programa denominado Plan Presidencial de Emergencia para el Alivio del Sida (PEPFAR por su sigla en inglés) comprometió 15 000 millones de dólares en un período de cinco años en el 2003, instó a los estadounidenses a contribuir pese a los propios problemas económicos. "Es esencial para nuestro país no retirarse del mundo, es esencial que continuemos mostrando nuestra compasión financiando programas que funcionan", dijo Bush a periodistas antes del encuentro, que comenzó el domingo.

El Gobierno estadounidense brindó al Fondo Mundial su contribución inicial y ha sido el mayor donante desde su fundación en el 2001.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)