3 de January de 2014 00:03

El IESS intenta captar a conductores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Luis Enrique Tufiño tiene 70 años. Ayer acudió a la Matriz del Seguro Social, en Quito. Vestía un terno gris y en sus manos sostenía documentos. Había escuchado de los cambios en la afiliación voluntaria y quería conocer si podía aplicar y cómo tenía que hacerlo. Durante 12 años vivió en Madrid, España. Allí estuvo afiliado por 4 años y 11 meses. Antes había aportado en el país, pero no conocía el período exacto. Sus dudas, al igual que otros interesados, eran: ¿se sumarían los años de aportación? ¿Dónde y cómo acceder a la afiliación? ¿Cuándo se podría jubilar?

El 1 de enero entró en vigencia la resolución 460, aprobada por el Consejo Directivo del IESS el pasado 11 de diciembre. En la norma se redujeron los requisitos para registrarse voluntariamente. Solo se necesita ser mayor de edad, mostrar la cédula de identidad y no tener mora con el Seguro.

Con las reformas, que excluyeron el límite de edad de 60 años y el certificado médico que establecía si la persona tenía una enfermedad crónica, ayer hasta el mediodía se afiliaron 138 personas a escala nacional (todo el procedimiento es por Internet). Este dato lo confirmó el director nacional de Afiliación y Cobertura del IESS, Raúl López.

Todo el proceso se realiza a través de la página web de la institución. Tufiño no entendía cómo hacerlo. Subió al primer piso de la entidad, donde se dispusieron 10 computadores para ayudar a quienes no manejan los trámites electrónicos. El sistema es sencillo, indicaron los funcionarios.

La persona interesada debe acceder con su número de cédula y su fecha de nacimiento. El usuario debe ingresar sus datos personales, incluyendo un correo electrónico, para que el sistema verifique si cumple los requisitos.

Después deberá elegir el valor que desea aportar. El mínimo, dijo López, se calcula con base en el salario básico unificado (USD 340). Con la resolución, todos los aportantes deberán pagar el 20,5% de la remuneración.

Adicionalmente, se puede elegir voluntariamente si desea acogerse a los fondos de reserva y a la extensión del servicio de salud para cónyuges e hijos.

Tufiño no tenía cuenta de correo electrónico, por lo que no pudo continuar con el proceso.

Pero acudió a las oficinas de convenios internacionales, donde le explicaron que todos los años que ha aportado, tanto en el país como en España, se suman para la jubilación. Con esa información se fue. Aún tiene que analizar, con su esposa, si se afilia o no.

El IESS ha calculado que existe una población de 4 millones de personas que podrían acceder al seguro voluntario. El objetivo de la entidad es llegar, por lo menos, al 10% de ese total. Actualmente, hay 45 000 afiliados voluntarios en el país, entre ellos 1 500 están en el exterior.

Según cálculos del Seguro, alrededor de 500 000 ecuatorianos residen fuera del país. Además, hay un grupo de 200 000 estudiantes universitarios que podrían acceder a los beneficios.

También, esperan recibir solicitudes de los choferes de taxis, buses y automotores, que actualmente no cuentan con un seguro.

A pesar de que la resolución entró en vigencia durante este mes, no todos los funcionarios del IESS conocen cómo se va a aplicar. En el Hospital Carlos Andrade Marín, en Quito, las personas encargadas no estaban seguras si debían o no cobrar por los exámenes, aunque este requisito también fue eliminado por las autoridades del Seguro.

Antes de la resolución, los interesados en la afiliación voluntaria debían pagar USD 63,60 para los análisis médicos. En el Seguro se informó que darán capacitaciones a los funcionarios.

Dentro de las disposiciones también se determinó que todo afiliado voluntario puede ahorrar en el IESS sus fondos de reserva. A ellos se les aplica la misma tasa de aportación que a los aportantes del seguro general obligatorio, otorgándoles las mismas prestaciones y beneficios.

Los afiliados voluntarios, en el país o en el exterior, con el pago de una prima adicional, podrán extender las prestaciones de salud al cónyuge o conviviente con derecho. Todos pueden acceder a préstamos quirografarios e hipotecarios, al cumplir los requisitos.

Las condiciones de acceso a las prestaciones del IESS serán las mismas para todos los afiliados. Sin excepción, el auxilio de funerales incluye costos de repatriación del cadáver o restos mortales y traslado y estadía de un familiar.

En tanto, en diciembre, el IESS también aprobó extender la cobertura para los hijos entre 18 y 25 años. Las autoridades definieron fijar un aporte adicional del 1,32%. Para la cobertura de cónyuges e hijos el afiliado debe aportar adicional.

IESS dio más facilidades para acceder a la clave

Desde ayer, el IESS también cambió las reglas para obtener la clave personal que permite al asegurado hacer consultas, por ejemplo, de los aportes. La entidad entregará el código a través de su página web. Antes se necesitaba un escrito de los patronos.

Esta vez, el usuario deberá tener primero una cuenta de correo electrónico para iniciar con el proceso digital. El afiliado o jubilado deberá ingresar en el enlace ubicado en la página que direcciona a la aplicación de generación de clave. Allí, tendrá que digitar su número de cédula o código de identificación que entrega el IESS.

Posteriormente, deberá contestar unas preguntas de validación, escribir un correo electrónico válido, seleccionar una imagen y responder a tres preguntas. Después, revisar la cuenta de correo y dar clic en el enlace web.

En la pantalla que se abrirá, la persona debe leer las condiciones y aceptar. Digitará una clave personal, de entre seis y 15 dígitos con letras y números. Finalmente, podrá acceder a los servicios y prestaciones en línea.

En anteriores entrevistas el presidente del IESS, Fernando Cordero, se refirió a este tema: “Ya no hay que pedir permiso al empleador. Hemos eliminado toda esta absurda cadena de obstáculos y directamente entra a la historia laboral, se pone una clave y se va a poder ver la historial, ver cuántos años de aporte tiene, si le han pagado”.

Para proteger la clave del Seguro Social, es recomendable que al acceder a la página web del IESS se haga directamente a través del navegador y no por enlaces.

Lo que se indica en la normativa

  • Desde el 1 de  enero, no existe límite de edad para afiliarse voluntariamente al IESS. Los jubilados pueden acceder a este beneficio en cualquier momento para mejorar su pensión y no perder los beneficios de la jubilación.
  • Se eliminan los exámenes médicos y verificaciones para la afiliación voluntaria. Los afiliados voluntarios pueden registrar su entrada o salida del IESS y reactivar su afiliación cuando así lo requieran, sin tener que cumplir con un tiempo de espera.
  • El afiliado voluntario tiene 30 días, posteriores al mes que corresponda, para realizar el pago de su aporte. En caso de no hacerlo se registrará su salida en forma automática, eliminando así la acumulación de multas y mora.
  • La base para calcular el monto mínimo de afiliación voluntaria en el exterior se reduce de USD 636 a USD 318. Y se unifican los aportes dentro y fuera del país. El afiliado puede prolongar las prestaciones de salud de sus hijos mayores a 18 años de edad y menores de 25.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)