6 de abril de 2016 14:47

La llegada de los humanos a Sudamérica se produjo en dos fases, según estudio

muchas de las primeras evidencias arqueológicas en Suramérica están situadas en Patagonia.

Muchas de las primeras evidencias arqueológicas en Suramérica están situadas en Patagonia. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 2
Agencia EFE

La colonización del continente suramericano por poblaciones humanas se produjo en dos fases diferenciadas, a partir del año 12 000 a.C. hasta el 3 500 a.C., según un estudio publicado este miércoles 6 de abril de 2016 en la revista Nature.

Investigadores de la universidad estadounidense de Stanford han reconstruido los movimientos demográficos en Suramérica a partir de una base de datos con dataciones por radiocarbono obtenidas en 1 147 en yacimientos arqueológicos.

Sus conclusiones apuntan a que una primera oleada de humanos se desplegó por la costa del Pacífico del continente, en el territorio que hoy en día ocupan países como Perú, Chile y Ecuador. Según su modelo, hace 14 000 años comenzó un veloz movimiento de seres humanos que se asentaban en poblaciones de pequeño tamaño, un proceso que se prolongó durante un largo periodo, cercano a 8 000 años.

En una fase más reciente, a partir de hace 5 500 años, el crecimiento humano en la región aumentó de forma exponencial.
Desde entonces hasta el inicio de la Era Común (cristiana), la demografía en Suramérica se triplicó, lo que constituye una segunda fase en la diseminación de los humanos por el continente que se diferencia de los patrones observados en Norteamérica, Europa y Australia.

Amy Goldberg y su grupo de investigadores concluyen que esa fase de crecimiento exponencial se inició gracias al auge de las sociedades sedentarias y agrícolas. Suramérica fue "el último de los continentes colonizados por los humanos" y es, por lo tanto, un espacio "central" para comprender la prehistoria humana, señalan los científicos en su trabajo.

"De forma sorprendente, todavía sabemos poco sobre las dinámicas de la población durante la colonización del continente, las subsiguientes expansiones y la habitabilidad" de la región, sostienen.

"Suramérica supone una oportunidad única para estudiar el comportamiento colonizador y la dinámica del crecimiento de la población en los humanos modernos", señalan los investigadores, que han basado su trabajo en 5 464 mediciones de objetos antiguos a partir de pruebas de radiocarbono.

A pesar de que las características geográficas del continente y los estudios genéticos sugieren que la colonización se produjo desde el norte hacia el sur, muchas de las primeras evidencias arqueológicas en Suramérica están situadas en Patagonia.

Con todo, las pruebas sugieren que para entonces los humanos ya estaban extendidos por gran parte del territorio en pequeñas poblaciones costeras.

El hecho de que el nivel del océano fuera unos 100 metros inferior hace 14 000 años sugiere que gran parte de los primeros asentamientos en el norte del continente están actualmente bajo las aguas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)