28 de February de 2015 20:25

Abogado apelará la prisión de los 6 detenidos por el robo de fármacos

Este es el túnel clandestino por donde supuestamente robaban medicinas del Hospital Teodoro Maldonado. Foto: Elena Paucar/ EL COMERCIO

Este es el túnel clandestino por donde supuestamente robaban medicinas del Hospital Teodoro Maldonado. Foto: Elena Paucar/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Redacción Guayaquil

El abogado Hernán Ulloa, defensor de una de las asistentes de farmacia detenidas en el caso de robo de medicamentos del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, en Guayaquil, cuestionó ayer (28 de febrero de 2015) que ningún directivo ni mando medio de la casa asistencial haya sido involucrado en el perjuicio, calculado en aproximadamente USD 500 000.

A los seis sospechosos arrestados el viernes (27 de febrero) se les imputarían los delitos de robo, fraude informático, uso doloso de documentos públicos y peculado. “Los empleados de rango inferior no tienen la capacidad logística para planificar y ejecutar este delito, pues es un hurto que se configuraba a través de medios electrónicos”, cuestionó Ulloa.

El jurista agregó que “la Fiscalía cometió una arbitrariedad”, pues “ordenó la detención de personas que colaboraron con la investigación y que denunciaron previamente de esa sustracción de medicinas”.

Los procesados están identificados como: Orlando Y., de 31 años; Mónica R. (43); María C. (32), Tanya M.(41), Mercedes M.(41); y Débora M (60).

Los empleados apresados denunciaron el delito a la Fiscalía el 12 de diciembre pasado y según Ulloa se han presentado a colaborar en todas las diligencias judiciales. “La mayoría son madres de familia, gente decente, humilde y trabajadora”.

El viceministro del Interior, Diego Fuentes, reveló que los aprehendidos cumplían las funciones de digitadores del sistema informático AS-400, con el que se lleva el control de ingreso y salida de medicamentos que llegan al hospital.

Las órdenes de egreso generadas fueron asignadas a usuarios que no existían en el sistema y despachadas desde la bodega en forma fraudulenta. “Estos funcionarios de bodega y de farmacia del IESS inventaban manualmente las recetas sin especificar el nombre del doctor. Las personas que supuestamente eran las beneficiarias de estas medicinas no existen en el Registro Civil, no son afiliadas o están fallecidas”, mencionó Fuentes.

Según la Fiscalía, los sospechosos habrían usado los pasadizos del túnel subterráneo del hospital para la salida de los fármacos. El medicamento más sustraído era Etanercept, que tiene un alto costo y es usado por personas con cáncer.

La defensa de los detenidos, que presentará mañana (2 de marzo) una apelación a la prisión preventiva, dijo que el hurto necesitó de gran capacidad logística. “Tuvo que ser necesario un medio de transporte con refrigeración en las puertas del hospital para sacar esa medicina, porque al sacarlas al ambiente se dañan”, comentó el abogado defensor de una de las detenidas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)