21 de January de 2015 20:14

Hospital del IESS fue declarado en emergencia

En el Hospital Teodoro Maldonado Carbo persisten las filas para acceder a medicinas. Foto: Erick Rosado/ EL COMERCIO.

En el Hospital Teodoro Maldonado Carbo persisten las filas para acceder a medicinas. Foto: Erick Rosado/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Guayaquil 
sociedad@elcomercio.com (I)

El Hospital Teodoro Maldonado Carbo fue declarado en emergencia por la falta de medicamentos y problemas en el manejo administrativo.

Ayer (21 de enero), el presidente del Consejo Directivo del IESS, Víctor Hugo Villacrés, junto a Roberto Romero, director del instituto, y a Adrián Sandoya, gerente general de la casa de salud, informaron que se destituyó -por ineficiencia administrativa- a varios funcionarios del hospital y de la Dirección Provincial.

Además, se iniciaron investigaciones en contra de otros trabajadores por un supuesto mal manejo del modelo de derivaciones hacia las clínicas privadas. Aquí se denunció que hubo un presunto conflicto de intereses y un uso inapropiado de medicamentos e insumos de inventario en las bodegas, que determinó que exista desabastecimiento.

Para tratar de solventar el problema de las derivaciones, se determinó y notificó de la finalización de un convenio con un centro privado que tuvo la mayor facturación, porque los pacientes fueron remitidos por los médicos que trabajan en el Hospital Teodoro Maldonado.

Así mismo, Villacrés recalcó que en los próximos días se informará sobre las terminaciones de contratos y acuerdos con otros sitios privados por situaciones similares.

Como una forma de control a todos los empleados públicos del IESS y evitar los conflictos de intereses en cuanto al uso de los recursos de la institución, se anunció que se desarrollará un documento que deberá ser llenado y firmado por los funcionarios para saber en qué otras instituciones están trabajando, de esa manera se reportará cualquier aspecto que pueda resultar relevante sobre el trabajo de los empleados y que esta sea una forma de transparentar y evitar conflictos de intereses.

Mientras las autoridades realizan cambios, los problemas en la entrega de medicamentos a los pacientes fueron solucionados en su mayoría.

Para encontrar a los implicados en la carencia de medicinas, se realizó una denuncia en la Fiscalía, que ya comenzó con las indagaciones para determinar posibles irregularidades en el manejo de los fármacos y de custodia del centro de almacenamiento de los hospitales.

Con la declaratoria de emergencia del Hospital se realiza­rán también cambios en la infraestructura. Este centro es uno de los más grandes con los que cuenta el IESS a escala nacional y posee un presupuesto de USD 178 millones para funcionamiento y adecuaciones.

Un estudio realizado en el 2011 determinó que deberían modificarse y adecuarse todos los servicios básicos del establecimiento; sin embargo, nunca se efectuaron estas remodelaciones sin que existan explicaciones sobre por qué
no se cumplieron.

Además, se equipará el departamento de Imagenología, porque los instrumentos actuales ya cumplieron su vida útil y son ahora obsoletos, ­expresó Villacrés.

Al consultar con los usuarios sobre la obtención de insumos en las farmacias ubicadas en las áreas de consulta externa y emergencia, la respuesta fue positiva en la mayoría de casos, debido a que conseguían todo lo recetado por los doctores.

Sin embargo, Mariela Sánchez, quien sufre de artritis a sus 64 años, manifestó que ­solo pudo conseguir diclofenaco, dado que cortisona no había en ‘stock’ y deberá comprar aparte, al igual que otras pastillas para sus dolores.

Aunque la atención por parte de los profesionales fue “excelente”, a su parecer, la paciente de emergencias, Fabiola Flor, no pudo conseguir unas gotas del colirio Systane para administrarse en los ojos.

Antonio Mendoza acompañó a su esposa al área de Urgencias del hospital y confirmó que no se le entregaron todos los medicamentos que necesita su cónyugue para solucionar su problemas en la vista.

Los afiliados deberán ser testigos de los cambios que se generen en el centro público, ya que el objetivo de la autoridad es ofrecer un buen servicio a los beneficiarios. Sin embargo, estas quejas se han mantenido de forma sistemática.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)