12 de abril de 2017 17:10

Algunas hormigas acuden al rescate de sus compañeros heridos

De dos a cuatro veces por día, estas hormigas (Megaponera analis) realizan incursiones para ir a matar termitas obreras, explican los científicos

De dos a cuatro veces por día, estas hormigas (Megaponera analis) realizan incursiones para ir a matar termitas obreras, explican los científicos. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 3
Agencia AFP

Las hormigas matabele, que se extienden por el sur del Sahara y son feroces depredadoras de termitas, acuden a socorrer a sus heridos en los combates y los llevan al hormiguero para “curarlos”, dijo un grupo de entomólogos.

De dos a cuatro veces por día, estas hormigas (Megaponera analis) realizan incursiones para ir a matar termitas obreras, explican los científicos, cuyo descubrimiento fue publicado el miércoles 12 de abril de 2017 en la revista estadounidense Science Advances.

Las termitas obreras son responsables de proveer comida. Para fabricarla, convierten madera y otros materiales vegetales en azúcar, que regurgitan en forma de saliva. Pero estos ataques son fuertemente repelidos por la casta de termitas soldados, que armadas con poderosas mandíbulas hieren y matan hormigas matabele en los combates.

Para al parecer minimizar sus pérdidas durante estas invasiones, las hormigas matabele han desarrollado un comportamiento de rescatistas hasta ahora desconocido en los insectos.

Así, cuando una de ellas está herida llama a sus compañeras excretando ciertas sustancias químicas, a modo de señal de socorro. La hormiga herida es entonces llevada de vuelta al hormiguero donde queda recuperándose después de haber sido “tratada”.

Este tratamiento consiste la mayoría de las veces en arrancar a la termita que todavía se aferra a ella. “Es la primera vez que observamos un comportamiento de ayuda a un animal herido por sus congéneres en los invertebrados”, dice Erik Frank, un investigador del Biocentro de la Universidad de Würzburg, Alemania, y uno de los autores de esta investigación.

Esta observación es sorprendente, en especial en insectos sociales, donde los individuos en general tienen poco valor, señaló. Pero está claro que “esta inversión en un sistema de rescate es beneficiosa para toda la colonia”, estiman los científicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)