8 de diciembre de 2017 21:34

Un homenaje a los sobrevivientes del cáncer por los 66 años de Solca

Solca nació en Guayaquil el 7 de diciembre de 1951. En 1953 recibió del Congreso Nacional la misión de encargarse de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásica. Actualmente tiene ocho hospitales en el país.

Solca nació en Guayaquil el 7 de diciembre de 1951. En 1953 recibió del Congreso Nacional la misión de encargarse de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásica. Actualmente tiene ocho hospitales en el país. Foto: Cortesía Solca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Elena Paucar
Redactora (I)

Francisco llegó al hospital de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca), en Guayaquil, cuando tenía 12 años. Un intenso dolor de estómago, que no tenía un origen claro, lo llevó por varios médicos hasta que llegó al centro oncológico.

“Me hicieron una punción para saber si era cáncer. Recuerdo que me llevaron a un quirófano y tenía mucho miedo. Pero un médico me tomó de la mano y me tranquilizó”, relata el joven en un video institucional. Años después regresó al hospital para hacer una tesis universitaria sobre la atención de los pacientes con cáncer.

Francisco fue parte de los 76 sobrevivientes que el pasado jueves asistieron a una cena de homenaje por los 66 años de creación de Solca. Todos recibieron diplomas, entregados por voluntarias, médicos y colaboradores del hospital, como un reconocimiento a su lucha y a la de sus familias.

Solca nació en Guayaquil el 7 de diciembre de 1951. En 1953 recibió del Congreso Nacional la misión de encargarse de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásica. Actualmente tiene ocho hospitales en el país.

Su fundador fue el doctor Juan Tanga Marengo y su nombre está plasmado en la casa de salud de la urbe porteña. Allí, cada año se registran 1,5 millones de atenciones y son detectados 3 000 casos nuevos de cáncer.

Por ahora, el hospital oncológico de Guayaquil pasa por un proceso de reparación. El terremoto del 16 de abril del 2016 causó algunos daños, y aunque las bases del edificio no fueron afectadas, sus autoridades buscan reforzarlo.

El financiamiento de la institución depende, en parte, del Estado. En el 2014, con el Código Orgánico Monetario y Financiero, se estableció la contribución del 0,5% a las transacciones crediticias. Lo recaudado se destina a la atención integral del cáncer y uno de sus principales beneficiarios es Solca.

El asambleísta Roberto Gómez, coordinador del bloque del movimiento CREO, planteó recientemente una modificación para garantizar que esos recursos lleguen cada mes a la entidad, y no cada tres meses o más tiempo.

Solca recibe alrededor de USD 60 millones al año por este impuesto, según Gómez. La propuesta incluye que los núcleos de la institución tengan cuentas en BanEcuador, para que el aporte sea depositado, directamente.

En los últimos meses, Solca se ha mostrado crítica a la propuesta de Ley de Lucha contra el Cáncer. Esta es una iniciativa de organizaciones de la sociedad civil, que plantea crear un Consejo Nacional. La institución oncológica cuestiona la falta de un presupuesto claro para ejecutar la propuesta.

En el país, el 17% de las muertes reportadas el año pasado fue por cáncer. Las leucemias, los linfomas y tumores malignos en zonas inimaginables, como las encías, causaron el fallecimiento de más de 11 300 ecuatorianos en el 2016, como registra el Ministerio de Salud.

Víctor venció el pronóstico médico. Tiene 22 años y a los 11 le detectaron leucemia. Como homenaje personal hizo un video animado de su experiencia en Solca, desde que le detectaron la enfermedad hasta que los especialistas comprobaron que estaba libre de cáncer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)