3 de January de 2014 14:47

Hombre que realizó lista tras sobrevivir al cáncer visitó el Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

"Mi nombre es Greig Trout y soy doble sobreviviente de cáncer a la edad de 33. Recientemente cumplí dos años limpio de la enfermedad, y decidí que es el momento de seguir mis sueños y viajar por el mundo con el objetivo de inspirar a las personas afectadas por el cáncer".

La presentación es del ex policía escocés que está detrás del proyecto "101 cosas que hay que hacer cuando se sobrevive", una iniciativa que se le ocurrió en la sala de espera de un hospital en Londres. "De pronto me vi dándole el asiento a aquellos que claramente lo necesitaban más que yo. Al final me pasé la siguiente hora esperando de pie. Mientras estaba allí, comencé a pensar en lo afortunado que era de ser capaz de estar de pie sin problema", cuenta en su página web.

Trout partió con su iniciativa en junio pasado y en los cinco meses que lleva ya ha estado en Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Panamá, entre otros países centroamericanos. Su último videoblog tiene fecha del 12 de diciembre y en él el ex policía aparece en la "Mitad del Mundo", con lo que cumplió su deseo de pararse en la Línea del Ecuador también visitó las Islas Galápagos y Cuenca. En tanto, en su cuenta de Twitter (@101Greig) dice que estará en Lima, Perú.

Y claro, el asombro de este hombre tenía su fundamento, ya que a esas alturas varias veces había estado cerca de la muerte. En 1987, cuando sólo tenía 7 años, Trout fue diagnosticado con un nefroblastoma o tumor de Wilms en etapa IV, lo que le significó perder su riñón derecho, además de tratamiento de radio y quimioterapia. Luego, en 2001, sufrió una trombosis venosa profunda y nueve años después un cáncer intestinal al que también logró vencer.

Sin embargo, el temor a que la enfermedad lo atacara por tercera vez lo llevó a desarrollar un desorden de estrés post traumático, que le impedía dormir y que le provocó una dermatitis en todo su cuerpo. "Las cosas llegaron a un punto crítico cuando mi novia y yo nos separamos (…) Fue entonces cuando me di cuenta de que tenía que hacer algo", relata.

Recordó entonces lo mucho que la naturaleza lo ayudó para reducir los efectos secundarios de la quimioterapia, y se le ocurrió la idea de crear una página en internet "que mostrara a las personas que tener metas y hacer las cosas que deseas, es otra manera de vencer los efectos emocionales del cáncer".

"Este sitio web consiste en videoblogs de lugares increíbles, así como también datos nutricionales y recetas de mi propio nutricionista para combatir el cáncer. Calificaré la dificultad de cada tour/actividad/excursión que haga desde el punto de vista de alguien que esté en tratamiento de quimioterapia o recién lo haya terminado, de manera que puedan determinar si pueden o no lograrlo mientras luchan contra el cáncer", explica.

La lista

Trout decidió que su aventura alrededor del mundo durará dos años, aunque tiene claro que ese tiempo probablemente no le bastará para hacer y ver todas las cosas que desea. Asimismo, es sincero y reconoce que aún no tiene completa la lista de las "101 cosas que hay que hacer cuando se sobrevive".

"Realmente no sé lo suficiente sobre el mundo como para estar al tanto de todas las cosas que están allá afuera. ¡Aquí es donde ustedes entran! Si tienen sugerencias de lugares a donde debería ir o cosas que debería hacer, por favor háganmelo saber vía Twitter o Facebook. Yo los iré añadiendo mientras viajo. Sin duda, habrá más de 101 cosas en mi lista cuando termine", dice.

Con esto claro, el ex policía comenzó su proyecto con 45 cosas en mente -aunque la lista ya va en 51-, la primera de las cuales es "ayudar a otros a superar el cáncer". Algunas otras son:

  • Rafting en aguas rápidas.
  • Trabajar como voluntario en Costa Rica para Raleigh Internacional.
  • Viajar alrededor del mundo
  • Pasar un día completo sin pensar acerca del cáncer.
  • Escalar un volcán.
  • Aprender tango en Argentina.
  • Observar la salida del sol en Machu Picchu.
  • Bucear en la Gran Barrera de Coral.
  • Visitar la Antártica.
  • Aprender a surfear.
  • Visitar el Cristo Redentor en Río de Janeiro.
  • Mirar el K2 y el Everest con mis propios ojos.
  • Ver la aurora boreal.
  • Lanzar una ridícula cantidad de tomates en la fiesta de la "Tomatina" en España.
  • Dejar de preocuparme tanto.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)