18 de junio de 2014 16:24

Lo que el hombre espera del encuentro sexual

Los hombres viven el encuentro sexual desde el ámbito de las fantasías y el deseo. Foto: EL COMERCIO

Los hombres viven el encuentro sexual desde el ámbito de las fantasías y el deseo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Laura de Jarrín. Editora revista FAMILIA

La sexualidad no ha sido definida de la misma manera para los hombres y las mujeres. Debido a que sus hormonas difieren, así como difieren sus elementos genéticos, la sexualidad también es diferente tanto para el hombre como para la mujer.

Ambos buscan total satisfacción en cada encuentro sexual, pero la forma en que ellos prefieren alcanzar la cima del sexo es muy diferente a lo que las mujeres esperan.

Los hombres, por supuesto, viven en un ámbito distinto de fantasía y deseos cuando del acto sexual se trata. La razón para esta vida sexual incompatible a menudo se debe a una falta de comprensión y a que no se comparten los deseos entre la pareja.

Si se compartieran los deseos y las pasiones con relación a las actividades sexuales se pudieran resolver mucho más fácilmente las diferencias y tener un encuentro sexual más feliz y satisfactorio como pareja.

Encenderse

Es un hecho biológico o psicológico que el hombre se encienda más rápidamente que la mujer. El mecanismo genético masculino puede lograr una total excitación de inmediato mientras que el deseo y la necesidad sexual de la mujer requieren de más tiempo y esfuerzo de parte de su compañero para activarse.

Este proceso lento de acción no es del gusto de muchos hombres. En realidad, un alto porcentaje de ellos gusta de aquellas mujeres que se auto-encienden en la cama. También las mujeres que toman la iniciativa por su cuenta son más apreciadas por los hombres.

Los hombres buscan más diversión

Para los hombres el encuentro sexual no es solo una actividad de procreación. Ellos buscan más diversión y el máximo placer posible así como la satisfacción que la actividad produce.

Ciertas posiciones, ciertas prácticas, son el sueño de cada hombre que mantiene una relación sexual. Explorar variaciones es algo que ellos aman.

La única solución para lograr caminos divertidos y satisfactorios es hablar de los intereses y deseos sexuales. Las mujeres fantasean mucho pero lo que los hombres desean es que esas fantasías se hagan realidad.

A ellos les gusta expresar todo

Suprimir los deseos sexuales es la piedra en el camino de la sexualidad. Ellos quieren hablar de ello. Los psicólogos revelan que los hombres siempre buscan una guía para el encuentro amatorio.

Si sus parejas femeninas pueden guiarles a lo largo de la acción, expresando el placer que les causa a ellas, los hombres alcanzan la más alta cima de su deseo satisfecho.

Muchas parejas son un fracaso en la cama porque dudan si deben o no expresarse o hablar sobre sus pasiones sexuales por temor a la reacción de su compañero o compañera. Hablar, discutir y expresar las posiciones de su agrado, las prácticas deseadas y los caminos que les gusta, ayuda a los hombres a conseguir la satisfacción de sus necesidades sexuales en la mejor de las formas.

La variedad y el dominio

Los hombres buscan siempre la variación en la sexualidad. Una rutina con la misma emoción, posición y humor hará que se arruine el espíritu de la acción.

Cuando se siente que la vida sexual se vuelve árida, hay que discutir con la pareja las posibles variaciones para la misma. Lo que el hombre desea difiere de lo que ella desea.

Una mujer típica se puede satisfacer a sí misma con acciones y posibilidades que el hombre sugiere, pero los hombres se aburren pronto con el mismo tipo de sexo diario. Los cambios en duración, posición, presión, etc. llevan a que el hombre sienta que hay diversidad.

La mayoría de hombres no tolera que las mujeres les dominen en el tema sexual. Sin embargo, ellos desean ser guiados y que sus compañeras expresen sus propios deseos, aunque quieren ser quien domina la acción siempre.

La sexualidad es un campo en el que los hombres buscan alcanzar sus fantasías, ambiciones y pasiones de la manera que les agrada. Si bien muchos hombres se comprometen a considerar los deseos de la pareja, si ella se rinde a su dominio, él sentirá mayor placer sexual y satisfacción total.

Las mujeres deben permitirles a ellos sentir que llegan a la cima emocional cuando alcanzan el clímax físico y mantener los elementos emocionales que les involucra con el acto sexual como los masajes, charlas, diversas posiciones, etc. que harán que ellos se sientan más satisfechos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)