23 de mayo de 2015 12:34

Hollywood se sigue ganando la etiqueta de sexista

La actriz Maggie Gyllenhaal fue rechazada para un papel de amante de un hombre de 55 años, por considerarla muy vieja a sus 37 años. Foto: Frederic  Brown / AFP

La actriz Maggie Gyllenhaal fue rechazada para un papel de amante de un hombre de 55 años, por considerarla muy vieja a sus 37 años. Foto: Frederic Brown / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Hollywood parece no querer deshacerse de la etiqueta de sexista. Tras un bochornoso informe sobre desigualdades en la industria, una nueva polémica ha conmocionado al público: 37 años son demasiados para ser amante de un hombre de 55.

Maggie Gyllenhaal fue la actriz que recibió tan sorprendente comentario después de que unos productores la rechazaran para ese papel por su edad.

Al principio se sintió mal, luego se enfadó, y al final terminó riéndose, pero a día de hoy sigue estando "atónita".

"Hay cosas realmente decepcionantes sobre ser actriz en Hollywood que no dejan de sorprenderme", explicó a la revista estadounidense The Wrap. Y eso que es una de las actrices del momento.

Gyllenhall ganó este año el Globo de Oro a mejor actriz en una miniserie de televisión por 'The Honourable Woman' y en 2010 optó al Oscar por 'Loco corazón' (también conocida como 'Corazón rebelde').

La revelación provocó un terremoto en las redes sociales, donde miles de internautas expresaron su indignación, pero la industria no se inmutó.

Su situación no es aislada en la meca del cine. Muchas artistas han manifestado la crueldad de la industria, que comienza a olvidarlas cuando alcanzan los cuarenta.

Por eso muchas acaban sucumbiendo a la presión sometiéndose a cirugías estéticas -Renée Zellweger es el último caso más sonado-.

Pero la discriminación que viven las mujeres no se ve solo en la pantalla.

Hace apenas unos días la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles (ACLU, en inglés) publicó un informe destacando que solo el 4,6% de las películas estrenadas en 2014 fueron dirigidas por mujeres.

La diferencia es tan abismal que la organización pidió a las autoridades que tomen cartas en el asunto.

Esta realidad levantó muchas críticas en la pasado edición de los Oscar, cuando ni siquiera Ava DuVernay fue nominada por 'Selma' cuando todos los críticos apostaban por ello.

"Seguir luchando"

Gyllenhaal no pierde la esperanza de que las cosas puedan cambiar definitivamente. "Hoy en día hay muchas actrices que están haciendo un trabajo increíble", señaló.

Muchas de sus compañeras han encontrado últimamente más oportunidades en la televisión, pero en todas partes dominan los personajes masculinos.

Un reciente informe del Centro de Estudios de las Mujeres en el Cine y la Televisión determinó que solo 12% de las 100 películas más taquilleras de 2014 estaban protagonizadas por mujeres.

Ante esta situación, muchas han decidido fundar su propia productora para financiar sus películas. Es el caso de Jennifer López, Sofía Vergara o Reese Witherspoon, esta última convertida en toda una mujer de negocios.

A pesar de lograr roles principales, la discriminación también se refleja en la diferencia de salarios, como en casi todas las profesiones.

Patricia Arquette lo gritó a los cuatro vientos cuando recogió su Oscar en febrero por su papel secundario en 'Boyhood'.

"Ya es hora de que tengamos igualdad salarial", reclamó, poniendo en pie al público del teatro Dolby. Una de las que más le aplaudió fue Meryl Streep, quien acaba de crear un centro para escritoras de más de 40 años.

Otra de las que lleva años reclamando este derecho es Jane Fonda, quien durante un encuentro con la prensa hace unas semanas abogó por "seguir luchando".

Sarah de Gaudemar, que trabaja en los estudios de animación Stoopid Buddy Stoodio, considera que este problema afecta a toda la industria del entretenimiento.

"Generalmente los hombres que dirigen los estudios no se dan cuenta de que realmente existe un problema. Cuando una mujer llega a una posición jerárquica tradicionalmente ocupada por un hombre, no se la trata de la misma forma", asegura.

La voz de alarma también ha sonado con fuerza en el actual festival de Cannes, que termina este fin de semana, donde solo dos de las 19 películas en competición oficial han sido dirigidas por mujeres.

El cineasta francés Philippe Garrel, uno de los nombres de la Nouvelle Vague, lo resumió así: "El cine ha sido concebido por hombres y siguen siendo ellos quienes orientan nuestras representaciones".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)