26 de noviembre de 2015 00:00

Hojarasca: la naturaleza en los ojos de Barragán

Paula Barragán reúne algunas de sus últimas obras, que fueron expuestas durante el verano en Nueva York

Paula Barragán reúne algunas de sus últimas obras, que fueron expuestas durante el verano en Nueva York. Foto: Vicente Costales/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Pamela Castillo
Redactora (I)
pcastillo@elcomercio.com

El proyecto de la artista ecuatoriana Paula Barragán, que consiste en trabajar con las formas y los colores de la naturaleza, llega a su última fase con la muestra ‘Hojarasca’, que reúne obras y moldes de sus dos anteriores exposiciones, tituladas ‘Toctes’ y ‘Jungla de papel’, que tienen la misma temática.

La inauguración es este 26 de noviembre del 2015, a las 19:00, en la galería Ileana Viteri (avenida González Suárez, edificio Atrium), con ingreso gratuito para el público. Las obras estarán exhibidas hasta el próximo 18 de diciembre.

“Hace 12 años empecé a trabajar con las formas de la naturaleza. Es aquí donde mezclo mis dos profesiones: el diseño gráfico y el arte”, explica la artista. ‘Hojarasca’ está compuesta por 22 obras impresas en papel de algodón y cuenta con diseños creados en una computadora, con el programa Adobe Ilustrador.

Hay dos tipos de collage: los digitales y los físicos, que son seis. Los primeros sobreponen formas y colores dibujados en un computador con una impresión nítida y definida, mientras que los collage físicos incluyen recortes de papel, de papel serigrafiado, telas, figuras de plástico y goma, pegados sobre el lienzo plano.

“Esta muestra ha sido trabajada en la computadora y tiene mucho trabajo de dibujo. Para mí es importante que la gente entienda que el trabajo digital es tan valioso como el otro”. Las obras digitales están hechas con los escaneos de xilografías, serigrafías y logotipos. Algunos de esos archivos tienen 12 años y dan la oportunidad a Barragán de que los recupere y modifique aumentando colores y detalles.

La impresión, que permite destacar los colores que no se mezclan ni se confunden, fue hecha en una imprenta especializada en fotografía profesional. Barragán llegó a este lugar después de preguntarse cómo pasaría sus obras digitales al papel sin que la calidad fuera inferior a la que obtiene con las serigrafías, trabajo al que está acostumbrada.

“La serigrafía logra un acabado igual. Yo estaba acostumbrada a ese trabajo y no me iba a ir por nada menos que eso. Quería que el resultado fuera nítido y aterciopelado, que el color fuera tan cortante y definido como se veía en pantalla”.Sin embargo, hacer un trabajo de serigrafía en cuadros que contienen más de 45 colores habría significado una labor de mucho tiempo, así que consultó con un fotógrafo conocido, que le recomendó ese lugar de impresiones para fotografía.

“Me fui a ese lugar de impresión fotográfica y vi que era factible: me daba el mismo acabado que la serigrafía”. Después de haber hecho varios experimentos de impresión en diferentes tipos de papel y en una variedad de pigmentos, Barragán obtuvo el resultado que buscaba e, incluso, “se ve más nítido que en la pantalla”.

Dio a esta muestra el nombre de ‘Hojarasca’ porque, después de haber presentado ‘Tocte’, en una Bienal de Diseño Gráfico, y ‘Jungla de papel’ añadió a su obra el resultado natural de los árboles que se secan y de la invasión humana en las selvas.

Algunas de las obras expuestas son las últimas creaciones de Barragán, que fueron exhibidas durante el verano en Nueva York, además de sus primeros experimentos en computadora con un programa de diseño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)