28 de marzo de 2017 12:04

Científicos convierten hoja de espinaca en tejido de corazón 

Investigadores descubrieron que las hojas de espinaca tienen un sistema de nervaduras muy similar al del corazón humano. Foto: Captura.

Investigadores descubrieron que las hojas de espinaca tienen un sistema de nervaduras muy similar al del corazón humano. Foto: Captura.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 15
Redacción Elcomercio.com
Con información de Infobae América (I)

Investigadores descubrieron que las hojas de la espinaca y los corazones humanos tienen más en común de lo que se pensaba. Tras un proceso, lograron convertir al vegetal en un un prototipo de tejido cardíaco humano.

El hallazgo, que podría llegar a ser usado para regenerar tejidos o diseñar órganos artificiales, fue hecho por científicos de la Univesidad de Wisconsin-Madison y de la Univesidad Estatal de Arkansas. Fue publicado el pasado 22 de marzo de 2017 en el sitio web del Worcester Polytechnic Institute y la investigación será publicada en su totalidad en la edición de mayo de la revista Biomaterials. 

Para realizar el descubrimiento, los investigadores le realizaron a la hoja del vegetal un proceso de descelularización. Esto les permitió separar la matriz extracelular de un tejido y las células que lo habitaban. 

Infobae América explica que al realizar este proceso se pudo cultivar células vivas de corazón humano. Para verificar el funcionamiento de este, hicieron circular fluidos y microgotas similares en tamaño a las células de sangre humana y sembraron las nuevas 'venas' de las células humanas que recubren los vasos sanguíneos". 

De acuerdo a los investigadores, los resultados de esta investigación son "realmente prometedores". Muestran cómo las hojas modificadas de la espinaca pueden funcionar de forma similar a un sistema circulatorio luego de pasar por un proceso. Este descubrimiento ayudaría a las personas que necesitan el reemplazo de un órgano. 

Video: YouTube, cuenta: WPI

Actualmente, una de las dificultades más grandes que enfrenta este proceso es la falta de una red de irrigación sanguínea. Sin una red vascular que provea de oxígeno a los nuevos tejidos estos mueren, explican los investigadores. 

Hasta ahora, de acuerdo a la publicación en la web de WPI, “las actuales técnicas de bioingeniería, incluida la impresión en 3D, no pueden crear la red ramificada de vasos sanguíneos hasta el nivel capilar que son necesarios para llevar el oxígeno, los nutrientes y las moléculas esenciales que se necesitan para el crecimiento adecuado de los tejidos"

Sin embargo, la hoja de espinaca modificada permite llevar oxígeno y sangre tal y como en un sistema natural.  El vegetal ya tiene una red vascular en su interior por lo que “eventualmente se podría acumular varias hojas y crear un pedazo de tejido cardíaco”, explica el investigador Joshua Gershlak que participó en el descubrimiento.

Por su parte, el investigador Glenn Gaudette dice que los científicos esperan que en algún punto se pueda usar ese sistema vascular que salió de la hoja de espinaca para proveer a las células que crecen en la hoja con nutrientes y oxígeno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)