8 de marzo de 2017 19:35

Menos carga en el hogar y más acceso a empleo, claves para la mujer según ONU

ONU Mujeres ha reclutado a la actriz Anne Hathaway, que hoy se estrenó en su nuevo papel como embajadora de buena voluntad de esta agencia.

ONU Mujeres ha reclutado a la actriz Anne Hathaway, que este miércoles 8 de marzo se estrenó en su nuevo papel como embajadora de buena voluntad de esta agencia. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Reducir la carga del trabajo no remunerado en el hogar y aumentar el acceso en igualdad al mercado laboral, sobre todo aprovechando la revolución digital, son para la ONU claves para el avance de la mujer.

Las dos prioridades están en el centro del tema elegido este año por la organización para el Día Internacional de la Mujer y del acto con el que hoy, 8 de marzo de 2017, conmemoró la fecha.

"Queremos construir un mundo del trabajo distinto para las mujeres", señaló en su mensaje la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

En todo el mundo, mujeres y niñas dedican según Naciones Unidas demasiadas horas al cuidado del hogar, habitualmente más del doble que hombres y niños, y en muchos casos eso impide que accedan a educación, empleos o que asuman puestos de liderazgo en la sociedad.


"Este es el mundo inmutable del trabajo sin recompensa, una escena familiar de futuros desolados en todo el mundo; las niñas y sus madres sostienen a la familia con trabajo sin paga y su trayectoria de vida es muy distinta de la de los hombres del hogar", apuntó Mlambo-Ngcuka.

Para ONU Mujeres resulta fundamental un cambio radical, que ofrezca desde el primer día las mismas oportunidades a niñas y niños, y que requerirá ajustes en la forma en la que los padres tratan a los menores, la educación y canales en los que se afianzan los estereotipos como la televisión y la publicidad.

Todo ello debería permitir a las mujeres formar parte de la revolución digital y poder competir por los trabajos mejor remunerados que ofrecen las nuevas tecnologías.


Actualmente, sólo un 18 por ciento de los diplomados en informática son mujeres, que en conjunto ganan de media un 23 por ciento menos que los hombres.

Los cambios necesarios para que la mujer logre una mejor situación en el mercado laboral incluyen iniciativas como la promoción del permiso postnatal remunerado tanto para madres como para padres.

Para impulsar esa idea en todo el mundo, ONU Mujeres ha reclutado a la actriz Anne Hathaway, que hoy se estrenó en su nuevo papel como embajadora de buena voluntad de esta agencia.

En un discurso en la sede de Naciones Unidas, la intérprete estadounidense defendió la necesidad de crear "un mundo en el que las mujeres y los hombres no sean castigados económicamente por querer ser padres".

"La suposición y la práctica común de que las mujeres y niñas se ocupan del hogar y de la familia es un estereotipo tenaz que no sólo discrimina contra la mujer, sino que limita la participación y la conexión del hombre", subrayó.

Hathaway defendió que la baja postnatal para madres y padres ofrece "libertad para definir roles, para elegir cómo invertir el tiempo y para establecer nuevos ciclos positivos de comportamiento".

"Para liberar a la mujer, necesitamos liberar al hombre", insistió la actriz, que criticó duramente la realidad en EE.UU., donde la ley sólo garantiza una baja de maternidad no remunerada de doce semanas y donde los padres no tienen derecho a ningún permiso al tener un hijo.

En un vídeo, el secretario general de la ONU, António Guterres, insistió en que la plena participación de la mujer en el mundo laboral genera nuevas oportunidades y crecimiento.

"La eliminación de la disparidad entre los géneros en el empleo podría aumentar el PIB mundial en 12 billones de dólares para 2025", señaló.

La realidad, sin embargo, es que los derechos de la mujer están actualmente en retroceso en el mundo, según el jefe de la ONU.
"Los derechos de las mujeres, que nunca han sido iguales a los de los hombres en ningún continente, se están erosionando aún más", dijo Guterres.

"En todo el mundo, la tradición, los valores culturales y la religión se utilizan indebidamente para restringir los derechos de las mujeres, afianzar el sexismo y defender las prácticas misóginas", denunció el secretario general.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)