26 de julio de 2017 16:30

¿Cómo afrontaron grandes grupos las muertes de sus vocalistas?

Las muertes de sus vocalistas dejaron en una situación complicada a bandas como The Doors, AC/DC, Queen, Nirvana, entre otras. Algunas agrupaciones lograron encontrar una nueva voz mientras que otras tomaron la decisión de separarse. Fotos: Wikicommons.

Las muertes de sus vocalistas dejaron en una situación complicada a bandas como The Doors, AC/DC, Queen, Nirvana, entre otras. Algunas agrupaciones lograron encontrar una nueva voz mientras que otras tomaron la decisión de separarse. Fotos: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alejandro Ribadeneira

La muerte del cantante Chester Bennington ha dejado en duda si el grupo Linkin Park seguirá en actividad. La voz, sobre todo cuando el grupo ya tiene trayectoria, es muy difícil de reemplazar y generalmente los intentos de seguir terminan en el fracaso. Aunque, como todo en la vida, hay excepciones.

Estas son algunas de las bandas que afrontaron la muerte de sus ‘frontman’:

AC/DC

Pocos grupos han sobrevivido a la crisis que representa la muerte de su cantante como AC/DC. La muerte del escocés Bon Scott en 1980 amenazó con acabar la racha triunfal del grupo australiano de hard rock.

Scott era carismático y encajaba perfectamente con la energía que imprimían al grupo los hermanos Angus y Malcolm Young, que despidieron en 1974 al cantante original, Dave Evans.

Scott participó en siete álbumes hasta su muerte, ahogado en su propio vómito luego de una intoxicación etílica, el 19 de febrero de 1980.

El grupo decidió continuar con el cantante inglés Brian Johnson y grabar lo que terminó como uno de los grandes álbumes de todos los tiempos: 'Back in Black'. Hasta ahora han vendido 22 millones de copias y AC/DC se transformó en una banda de culto y de gran convocatoria en directo, aunque sus discos siguientes nunca fueron tan brillantes.


The Doors

En este caso, la muerte del cantante Jim Morrison prácticamente puso fin a la trayectoria de The Doors. Morrison murió el 3 de julio de 1971, de una sobredosis de heroína y dejó atrás 8 álbumes. El grupo se disolvió pero en 1978 grabó ‘An American Prayer', con grabaciones de Morrison. Desde entonces, los otros miembros hicieron presentaciones de carácter nostálgico y con otros nombres, como Riders on the Storm, que incluso pasó por Quito.


Blind Melon

Era un grupo angelino que estaba ganando fama gracias al single No Rain y su célebre video de una niña disfrazada de abejita.

Pero la muerte del cantante Shannon Hoon por sobredosis de cocaína, el 21 de octubre de 1995, puso fin a lo que pudo ser una de las grandes bandas del grunge. El grupo se disolvió en 1996 pero se reagrupó oficialmente en el 2006 y sacó el disco ‘For My Friends’, sin mayor suceso.

Video: YouTube, cuenta: hqvids


Queen

Este es un caso mixto: la muerte de Freddie Mercury, un cantante casi irremplazable, no liquidó al grupo, que mantiene su actividad en presentaciones oficiales y reclutando cantantes invitados, como Paul Rodgers y Adam Lambert.

Mercury murió el 24 de noviembre de 1991, por una bronconeumonía complicada por el sida. Desde entonces, Queen publicó el álbum ‘Made in Heaven’ (1995), un éxito de ventas, y luego la canción-homenaje No-One but You (Only the Good Die Young), para un recopilatorio. Con Rodgers se publicó 'The Cosmos Rocks', en el 2006.


Nirvana

La partida de Kurt Cobain también mató a Nirvana, que nunca más grabó nada, aunque se han editado discos en directo, cajas de colección y antologías de grabaciones anteriores. Cobain se suicidó el 5 de abril de 1994.

INXS

La muerte de Michael Hutchence sorprendió al grupo australiano cuando promocionaba el álbum 'Elegantly Wasted' (1997) y pugnaba por regresar a lo más alto tras el fracaso del disco ‘Full Moon, Dirty Hearts’ de 1993.

Pero el 22 de noviembre de 1997, Hutchence se suicidó ahorcándose con su cinturón, al parecer de manera involuntaria.

El grupo no se disolvió pero jamás logró reclutar un cantante estable. Incluso se realizó un concurso que terminó con el triunfo de J. D. Fortune y la grabación del álbum ‘Switch’ (2005), pero el impacto no fue mayor y el nuevo solista fue despedido. El grupo grabó el disco tributo ‘Original Sin’ en el 2010 con invitados y se disolvió en el 2012.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)