17 de agosto de 2016 15:59

Un fanático yihadista, eje del próximo film de los hermanos Dardenne

La propuesta cinematográfica de los Dardenne es minimalista y marginal

La propuesta cinematográfica de los Dardenne es minimalista y marginal. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un fanático vinculado al yihadismo es el personaje en torno al cual girará la película que realizarán en 2017 los galardonados hermanos belgas Jean Pierre y Luc Dardenne, según contó este último a la AFP a su paso por Lima.

“Desde hace unos años le dábamos vueltas al tema de hacer una película sobre un personaje fanático, alguien relacionado con el terrorismo islamista: será en 2017”, aseguró a la AFP Luc Dardenne, dos veces ganador junto a su hermano de la Palma de Oro del festival de Cannes.

El menor de los Dardenne, recientemente homenajeado en el 20 Festival de Cine de Lima, evitó dar mayores detalles del proyecto en torno al yihadismo, que últimamente incorporó a Bélgica a sus escenarios.

La capital belga fue blanco de atentados que causaron 32 muertos el 22 de marzo en el aeropuerto internacional y en la estación de metro de Maelbeek. Ambos ataques fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, cuya presencia se concentra en Siria e Irak.

“Lo que está pasando (en Francia y Bélgica) es una guerra insólita, fuera de lo común”, reflexiona Luc Dardenne, quien considera que la multiplicación de ataques reivindicados por yihadistas “es una reacción del Islam radical a la globalización del mundo”.

“Desde hace 20 años en Bélgica tenemos escuelas donde se estudia árabe a través del Corán y hay mezquitas salafistas: son ellos los que han formado a la juventud diciéndole: estamos nosotros, los verdaderos musulmanes, y está el resto, los falsos, los modernos, que no son realmente como debería ser un musulmán según el Corán”, resume Luc Dardenne.

“Frente a esta propaganda insidiosa espero que todos los musulmanes de occidente reaccionen y promuevan un islam de paz compatible con la democracia ” , acota el codirector de “ Rossetta ” (1999) y “ L'enfant ” (El niño, 2005) , películas con las que los hermanos Dardenne ganaron en Cannes.

Cine minimalista, marginal

La propuesta cinematográfica de los Dardenne es minimalista y marginal, con una estética y narrativa que pueden resultar aburridas, admite Luc: “También han dicho que nuestro cine aburre a la gente, eso es cierto puesto que nuestros personajes no son gente simpática”.

“Nuestros personajes obligan a reflexionar al público, crean dudas e incluso uno se puede identificar con ellos”, reivindica sin embargo el codirector de 'Le gamin au vélo' (El chico de la bicicleta) , también laureada en 2011 con el Gran Premio en Cannes.

Bajo esa premisa, llevar a la pantalla la historia de un personaje marginal como un yihadista parece encuadrarse bien en la apuesta perturbadora de los Dardenne.

Hollywood y piratería

“Es increíble la cantidad de cine estadounidense que se ve en América Latina sin dar acceso a otras culturas”, comenta perplejo Luc Dardenne tras comprobar que la casi totalidad de las películas en la cartelera limeña provienen de Hollywood. “Es raro ver cintas europeas en esta región”, acota.

Si bien admite que Hollywood realiza buenas películas, considera que “hay que rechazar el monopolio del mercado del cine norteamericano, porque el cine ayuda a formar la conciencia e identidad de un país, es una reflexión crítica sobre lo que somos, nos hace preguntas y nos hace soñar”.

“Uno de los problemas del cine en América Latina es que uno debe pelear para que se estrenen películas no estadounidenses”, sentenció. Una de las consecuencias del monopolio cinematográfico estadounidense en América Latina es la piratería, la vía alternativa de acceso a cintas europeas que rara vez llegarán a estrenarse en el circuito comercial. “ Aquí nuestras películas son conocidas porque están en el mercado ilegal, cuestan un euro”, se lamenta. Aunque condena la piratería, sabe que hay excepciones.

“En Irán nuestros films se ven gracias a la piratería. Si no nos pueden ver, entonces viva la piratería, viva la cultura ilegal para poder difundir nuestros films en el contexto de una dictadura o persecución de ideas”, defiende.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)