25 de marzo de 2017 16:53

Harvey Sánchez, director del Ineval, habla sobre evaluación en Harvard

Harvey Sánchez, director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval). Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Harvey Sánchez, director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval). Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 20
Sorprendido 0
Contento 2
Mariela Rosero

Sobre un tema que aún causa polémica en Ecuador hablará a las 17:15, de Estados Unidos, 16:15 de Ecuador, Harvey Sánchez, director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), este sábado 25 de marzo del 2017.

El mexicano disertará sobre la experiencia ecuatoriana: ‘Sistema nacional de evaluación: eje transformador de la educación’. Su conferencia magistral cerrará el Latin American Education Forum (LAEF, Foro Educativo de América Latina), que se desarrolla en la Universidad de Harvard.

Este foro ha sido una actividad estudiantil registrada en la Escuela de Graduados de Harvard de Educación, durante los últimos años. Sus actividades incluyen formar grupos de estudio para discutir sobre la educación en la región.

“No es cualquier panel. No hablaré de política, como siempre mis charlas son técnicas, con datos, contrastes, acciones y efectos. Ellos nos invitaron, no es posible apuntarse uno mismo”, recordó. También comentó que lo interesante de este panel es que muestra el interés por una discusión profunda sobre la evaluación y los procesos técnicos que hay detrás.

Otros panelistas han hablado sobre el impacto de la evaluación en América Latina. Ese es el foco. Uno de ellos fue Felipe Barrera, profesor colombiano en Harvard. Además Stephanie Majerowicz, candidata al doctorado en Harvard, entre otros. La noche del viernes, Jaime Saavedra, también habló sobre evaluación. Es el Director Senior en la Práctica Global de Educación para el Banco Mundial. Antes fue ministro de Educación de Perú.

En Ecuador el Ineval nació el 26 de noviembre del 2012, como organismo autónomo. Es el ente a cargo de la evaluación integral, externa e interna. En la Constitución, artículo 346, se dice que existirá una institución pública, con autonomía de evaluación, que promueva la calidad de la educación. En la Ley Orgánica de Educación Intercultural, artículo 67, que de conformidad a lo dispuesto en el artículo 346 de la Constitución, se lo cree, como una institución con autonomía administrativa, para promover la calidad de la educación.

Entre sus obligaciones está realizar una evaluación integral del sistema y establecer los indicadores de calidad de la educación, que se aplicarán a través de la evaluación de la gestión de las autoridades educativas, desempeño del rendimiento académico de los estudiantes, docentes.

Ineval está a cargo de la toma del Ser Bachiller, que desde este año se fusionó con el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). Es el examen de grado de los estudiantes de tercero de bachillerato. Y también con su puntaje, los interesados postulan por cupos en universidades.

El inicio de procesos de evaluación, es decir la toma de pruebas a los maestros fiscales, impulsada por este régimen dio lugar a una tensión con el desaparecido gremio docente, la UNE. También la existencia de un examen estandarizado de ingreso a las universidades ha sido rechazado por sectores afines a este sindicato, todos brazos políticos del viejo MPD, hoy Unidad Popular.

Este filtro para acceder a la universidad es criticado por sectores que hablan de libre ingreso. Sobre eso, Harvey Sánchez apuntó: “Quiero que alguien diga, pero en serio, qué mecanismo van a ocupar para el ingreso a la universidad, porque hay que usar alguno, el que quieran, pero alguno”.

¿No deberían ingresar todos a la carrera que deseen? “Decirlo es fácil, hacerlo es lo difícil. No creo que algún rector, de verdad, que bueno que no están jugando un rol político, que digan sí mándame 2 mil (estudiantes) a medicina cada mes. ¿Dónde van a ponerlos? No es posible ni deseable en ningún lugar del mundo. Capaz hay 30 000 personas que quieran estudiar Medicina, no todas aptas”.

En los primeros días de este mes, los graduados de otros años y estudiantes de tercero de bachillerato de la Costa rindieron el Ser Bachiller. Y la semana anterior recibieron los puntajes para postular por cupos en la universidad pública.

En estos días, Sánchez ha recibido propuestas de todo tipo para cambiar las notas que sacaron los chicos. “Estoy escribiendo sobre honestidad académica, no sabe cuánta gente me ha escrito y me llamado, ya mi teléfono es de dominio público, para ofrecerme toda cantidad de cosas, dinero, vacas, favores, para que su hijo vaya a algún lado, como si yo fuera a cambiar una nota de alguien”.

El mexicano, especialista en evaluación educativa, geoestadística y modelación matemática, contó que las ofertas se las hacen de forma pública. “En Twitter (le escribieron) hola mi doctorcito, su mamá debe estar muy segura de usted, yo también soy mamá, mi hijo quiere estudiar Medicina, no alcanzó el puntaje, podemos irle ayudando, capaz un crédito, 4 o 5 000 dólares”, relató. Ante esas propuestas comentó: “Me enojo, tengo ganas de contestarles barbaries, cuánto nos falta cambiar socialmente”.

Sánchez reflexionó en torno a qué ocurriría si se pudiera dar cupos a todos quienes buscan cupo en Medicina. “Si graduáramos a todos, si todos fueran buenos, cuántos médicos requiere este país? ¿tendríamos un montón de desempleados?”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)