28 de octubre de 2015 00:00

Halloween para los peludos del hogar

Caperucita y el Lobo feroz estuvieron entre los finalistas del concurso de disfraces realizado el fin de semana pasado, en el Centro Comercial Granados Plaza. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Caperucita y el Lobo feroz estuvieron entre los finalistas del concurso de disfraces realizado el fin de semana pasado, en el Centro Comercial Granados Plaza. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 23
Valeria Sorgato
Redactora (I)

Una tela negra con las insignias del FBI identificaba a Manny, un cocker spaniel café, como un agente. Al lado, su madre, Chiquitina, vestía de prisionera con unas esposas dibujadas sobre su vestimenta oscura.

Madre e hijo participaron en un concurso de Halloween para perros y gatos -Gualloween- el pasado sábado 24 de octubre, en el Centro Comercial Granados Plaza.

Caperucita Roja, el Lobo feroz, hadas madrinas, hippies, brujas, diablos, Mickey Mouses fueron muchos de los protagonistas de esta fiesta familiar. Las mascotas desfilaban junto a sus amos,
vestidos con disfraces iguales o de la misma temática.

Este no ha sido el único concurso perruno por la Noche de Brujas que se celebrará este 31 de octubre. Guarderías, como Totos Hospedaje, alistan su fiesta para este sábado. Allí, participarán más de 25 mascotas con sus dueños, en una mañana de integración, informa Sinthia Gudiño, propietaria de esta guardería canina.

Perros que representaban a personajes salidos de cuentos y películas de ficción corrían hacia la meta de la carrera organizada en el marco del evento Gualloween. “¡Vamos, mi amor!”, gritaba entre el público la dueña de uno de los 30 canes que participaba en el concurso.

Las familias alentaban, aplaudían y animaban a sus mascotas, a fin de cuentas -según lo ve José Aguirre, gerente general de Mundo Mágico y organizador del evento- se trataba de acompañar a un miembro más.

“Pensamos que los perros son parte de nuestra familia; en cierto grado, ellos se incorporan a casi todas nuestras actividades familiares… Es como salir con nuestros hijos, son nuestros hijos”, explicó Ramiro Puga, dueño de Manny y Chiquitina, cuando se le preguntó por qué llevó a sus perros a la fiesta de Halloween.

Los dueños y sus mascotas desfilaron con sus trajes de Halloween en el concurso de Gualloween (en Granados Plaza). Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Los dueños y sus mascotas desfilaron con sus trajes de Halloween en el concurso de Gualloween (en Granados Plaza). Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

La celebración del 31 de octubre ya no solo es cosa de niños, también es de perros y gatos. Cada año aumenta la venta de disfraces para mascotas y el mercado se va adaptando a esta tendencia, afirma Aguirre.

Él sostiene que el deseo marcado de los dueños por vestir a sus mascotas es una tendencia que se ha tomado el mercado en la última década. Entre 500 y 600 trajes para animales de compañía se han vendido anualmente, en Comisariato de las Mascotas (Quito y Guayaquil).

Por su lado, Jorge Luis Flores, administrador de Lord Guau Cumbayá (Quito), asegura que la venta de vestimenta para animales se incrementa en estas festividades. Los modelos más cotizados son los de dinosaurios, Mujer Maravilla, mariposas, Hombre Araña, entre otros. Los trajes de más demanda son los de superhéroes, porque son sencillos y ligeros.

Los disfraces -explica Aguirre- no tienen consideraciones especiales, pues solo son utilizados por un momento determinado. Sin embargo, se procura que la ropa para uso diario de los animales no sea sofocante
y que resulte liviana.

Esta tendencia de Halloween para mascotas es incluso más evidente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido, donde esta fiesta de origen celta forma parte de sus tradiciones.

La Federación Nacional de Ventas al por menor de Estados Unidos, asegura que por cada USD 3 que un estadounidense gasta en los disfraces de sus hijos, USD 1 va destinado a comprar el traje para sus mascotas.

El costo promedio de un disfraz en Ecuador es de USD 10, señala Aguirre. Sin embargo, hay quienes -como Beatriz, la ‘abuela’ de Manny y de Chiquitina- elaboran con sus propias manos los trajes para engalanar a sus mascotas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)