3 de enero de 2015 19:08

¿Cómo retomar la rutina después del feriado?

Los excesos después de las cenas de Navidad o Fin de Año pueden causar malestares estomacales. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Según el Instituto Médico de la Obesidad de España se tiende a ganar hasta seis kilos durante las festividades de Navidad y fin de año. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 7
Isabel Alarcón

Las fiestas e invitaciones a comer son comunes en éstas épocas por lo que según el Instituto Médico de la Obesidad de España (IMEO) se tiende a ganar hasta seis kilos.

Si no se cuidó durante las festividades, todavía está a tiempo de retomar los hábitos saludables siguiendo algunos consejos.

La nutricionista María Belén Ocampo explica que es importante consumir las cinco comidas diarias para que el metabolismo pueda funcionar adecuadamente. Con este hábito también se combate la sensación de ansiedad que es la que conduce a consumir más alimentos de los que realmente se necesitan.

Aunque es común pensar que se debe disminuir la cantidad de comidas para poder recuperar su peso no debe saltarse ninguna y en especial el desayuno, ya que las dietas extremas tienden a causar un efecto rebote, donde ganará el doble de peso que ha perdido.

Espere mínimo dos horas después de comer para acostarse, ya que si se va a dormir con el estómago lleno le causará una sensación de pesadez y el proceso de digestión no se llevará a cabo adecuadamente.

Durante las festividades el consumo de azúcares y grasas es frecuente, explica la nutricionista, por lo que debe reducir la cantidad de alimentos de este tipo y sustituirlos por vegetales y frutas. Las fuentes de fibra son importantes para la digestión.

Recuerde tomar de dos a tres litros de agua y preferiblemente antes de la cena para crear una sensación de saciedad.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) es importante que busque incentivos para retomar sus actividades físicas. Por eso recomienda destinar horas específicas en el día o la semana para hacer algún deporte.

Si no le gusta asistir a un gimnasio puede realizar actividades en el parque o vecindario con sus familiares o amigos para motivarse mutuamente.

Debe ser un proceso gradual para que no afecte su salud, por lo que se recomienda empezar con caminatas y continuar con trotes suaves. Las sesiones de ejercicios deben durar al menos diez minutos, recomienda el CDC.

Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que realizó ejercicios, primero debe realizarse exámenes médicos para descartar cualquier impedimento en llevar a cabo estas actividades. Si acude a un gimnasio solicite de preferencia una rutina personalizada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)