12 de octubre de 2017 00:00

Marchas por proyectos de Ley Contra la Violencia a la Mujer y Código de Salud

Gina Guevara, del Frente por la Familia, cree que las propuestas de ley son “amenazas para la vida y la familia”.

El denominado Frente Nacional por la Familia ofreció una rueda de prensa en Guayaquil este miércoles 11 de octubre de 2017. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Redacción Elcomercio.com y
Redacción Guayaquil

Serán el mismo día, se concentrarán en el mismo lugar y en un horario similar. Pero sus posturas son opuestas. Este sábado 14 de octubre del 2017, el Parque Centenario de Guayaquil será el epicentro de manifestaciones a favor y contra de dos proyectos: la Ley Contra la Violencia a la Mujer y el Código Orgánico de Salud.

Según Cristina Franco, del Frente Nacional por la Familia que impulsa la campaña Con mis hijos no te metas, el proyecto de Ley para la erradicación de la violencia a la mujer sería una puerta para “generar toda una regulación en base al enfoque de género”.

En cuanto al Código Orgánico de la Salud, Franco dice este 11 de octubre del 2017 que están en contra de la maternidad subrogada, vientres de alquiler, aborto y distribución de métodos anticonceptivos.

Patricia Gálvez, de la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador, sostiene que lo planteado en la campaña Con mis hijos no te metas "tergiversa totalmente la objetividad de la situación, mucho más en este momento que nos encontramos haciendo, el movimientos de mujeres y gran parte de la sociedad ecuatoriana, una revisión respecto a los temas de la violencia contra la mujer".

De hecho, hablar de una puerta abierta al aborto -como plantea el Frente- solo prueba cómo la convocatoria se sustenta en elementos falsos. En Ecuador, el aborto es un delito tipificado en el Código Orgánico Integral Penal: "La persona que haga abortar a una mujer que ha consentido en ello, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. La mujer que cause su aborto o permita que otro se lo cause, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años" (Artículo 149, COIP).

Gina Guevara, del Frente por la Familia, cree que las propuestas de ley son “amenazas para la vida y la familia”. “Nos preocupa que se impulsen temas como el encubrimiento del delito del aborto con la confidencialidad. Y con la supuesta educación sexual quieren alejar a nuestros hijos de una comprensión de la sexualidad digna, vista desde la biología, no desde una construcción social como se plantea en el enfoque de género”.

Para Rocío Rosero, integrante de la Coalición Nacional de Mujeres, los cuestionamientos al proyecto de Ley para la erradicación de la violencia contra la mujer "tienen un contenido político, un contenido de ataque a la acción legislativa, de ataque al propio Ejecutivo (que presentó el proyecto de Ley) y me parece que tiene una fuente por allí que todavía no aparece claramente".

Rosero identifica una cruzada antiderechos de la mujer. Pide a la ciudadanía que revise de forma directa en su portal la propuesta legal contra la violencia a la mujer y constate cómo, quienes se oponen, desinforman. "Hay una guerra del patriarcado que busca invisibilizar la violencia contra las mujeres como si fuera un problema de seguridad y salud pública".

Eliana Mejía, del Frente Nacional por la Familia, pide que se elimine "la ideología de género" de la ley de erradicación de la violencia contra las mujeres. “Nosotros conocemos cuál es el concepto de enfoque de género: buscar la igualdad real entre hombres y mujeres, según lo que establecen los tratados internacionales. Pero si esta ley incluye toda esta terminología de identidad de género, enfoque de qué se va a dar -en escuelas y colegios- en el momento en que se modifique la malla curricular”.

Sin embargo, en los proyectos de Ley -precisa la Coalición- no se menciona la categoría 'ideología de género', un concepto utilizado por colectivos religiosos para desestimar las luchas por los derechos de las mujeres y los Glbti (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales).

En ese marco, los colectivos Glbti puntualizan que la propuesta de ley para erradicar la violencia se refiere específicamente a la mujer. Y rechazan la postura del llamado Frente por la Familia. La asambleísta Diane Rodríguez califica a los organizadores de la marcha Con mis hijos no te metas de “ultraconservadores” y anuncia que harán también una manifestación, en el mismo sitio, el sábado 14.

La Asociación de Trabajadoras Remuneradas del Hogar y la Federación Ecuatoriana de Organizaciones Glbti se unieron para elaborar un manifiesto contra la campaña Con mis hijos no te metas. Y plantean la campaña Con mis hijos tú no te metas.

“Rechazamos públicamente las acciones y comentarios que intentan deslegitimar el avance de derechos humanos en relación a las mujeres y a los derechos Glbti”, dijo Rodríguez. Y exigió respeto para las familias diversas, conformadas por personas de distinta orientación sexual.

Jenny Carvajal, del Frente Nacional por la Familia, invitó a asistir a la marcha de la campaña Con mis hijos no te metas del sábado con camisetas blancas y carteles sin frases ofensivas. “Nosotros amamos al grupo Glbti y no estamos en contra de ellos, pero sí en contra de su pensamiento. No vamos a permitir que eso se establezca en las leyes”.

En un manifiesto, la Asociación de Trabajadoras Remuneradas del Hogar y la Federación Ecuatoriana de Organizaciones Glbti exhortan a la Iglesia a no promover un odio “disfrazado” de defensa de la familia. En el comunicado reza: “Les recordamos que la incitación al odio está penada en el Código Orgánico Integral Penal, y no dudaremos en parar cualquier campaña de odio o cualquier persona que lo promueva, sin importar el credo que represente”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)