16 de junio de 2015 16:03

Las grasas trans son nocivas y se prohibirán en los alimentos de EE.UU.

Diversas pruebas científicas han demostrado que el consumo de grasas trans eleva el nivel del llamado colesterol. Foto: Pixabay.

Diversas pruebas científicas han demostrado que el consumo de grasas trans eleva el nivel del llamado colesterol. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

El consumo en alimentos con aceites parcialmente hidrogenados, conocidos como grasas trans, no es seguro y este producto será retirado del mercado alimenticio en tres años, señaló este martes la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

Usados a menudo en margarinas, canguil, galletas, pizzas congeladas y alimentos procesados en general, “los aceites vegetales parcialmente hidrogenados (APH) no son generalmente considerados seguros” para ser utilizados en la alimentación humana, indicó la FDA en un comunicado.

Diversas pruebas científicas han demostrado que el consumo de grasas trans eleva el nivel del llamado colesterol “malo”, según la entidad que regula el uso de alimentos, medicamentos y cosméticos que se comercializan en el mercado estadounidense.

“Esta acción de la FDA contra la mayor fuente artificial de grasas trans demuestra el compromiso de la agencia con la salud cardíaca de los estadounidenses", señaló el comisionado Stephen Ostroff al anunciar la medida.

Con esto, “se espera que se reduzcan las enfermedades coronarias y podamos prevenir miles de infartos cardiacos fatales al año”.

Las grasas trans no comportan ninguna acción benéfica y ningún nivel de consumo es seguro para la salud, según habían establecido previamente investigaciones del Instituto de Medicina estadounidense.

Desde 2006, los fabricantes de estos productos en Estados Unidos estaban obligados a colocar información en sus empaques que advirtiera claramente a los consumidores del uso de este tipo de grasas. Pero la ley aún permite que los alimentos sean etiquetados como libres de grasas trans si contienen menos de 0,5 gramos de este producto por porción.

La FDA informó que está trabajando para cambiar también esta medida y que el uso de los APH estará absolutamente prohibido en todos los alimentos en 2018, a menos que los fabricantes consigan una excepción específica de parte de los reguladores.

De acuerdo a la FDA, el etiquetado obligatorio y otras acciones tomadas por algunos actores de la industria de los alimentos, que han cambiado sus recetas, ya han logrado reducir en 78% el consumo de grasas trans en la última década.

“Pero si bien el consumo de grasas trans ha disminuido, la ingesta actual sigue siendo una preocupación de salud pública”, dijo el martes 16 de junio  la FDA.

Serán permitidas bajo petición:

Los productores alimenticios tienen tres años para “reformular sus productos para que no contengan APH, o bien solicitar a la FDA una autorización para usos específicos de APH”, dijo la agencia.

La Grocery Manufacturers Association (GMA, asociación de fabricantes de comestibles) agradeció el plazo dado, porque “proporciona el tiempo necesario para que los productores de alimentos completen su transición hacia alternativas adecuadas y/o soliciten una aprobación", señaló en un comunicado.

La GMA, que representa a unas 300 compañías líderes de alimentos y bebidas, hará su propia petición a la FDA en los próximos días, indicó la asociación. Esta petición “mostrará que la presencia de grasas trans en los bajos niveles que proponemos es tan segura como las grasas trans que están naturalmente presentes en la dieta normal”, dijo la GMA.

“Creo que la diferencia está entre cero, y casi cero ” , dijo el portavoz de la GMA Roger Lowe, quien se negó a detallar cuáles compañías o productos querrán esta autorización a usar grasas trans.

La FDA prohíbe las grasas trans artificiales, no las naturales, que los humanos consumen con los productos lácteos y algunas carnes.

Grupos de derechos de los consumidores aplaudieron la decisión de la FDA como una “ victoria para la salud pública ” , según Michael Jacobson, director ejecutivo del Centro para la Ciencia en el Interés Público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)