2 de diciembre de 2015 22:10

Gestores culturales celebraron declaratoria de la música de la marimba como patrimonio mundial

Este 2 de diciembre de 2015, la Unesco declaró a la marimba como patrimonio inmaterial de la humanidad. Foto: Archivo.

Este 2 de diciembre de 2015, la Unesco declaró a la marimba como patrimonio inmaterial de la humanidad. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Marcel Bonilla

Entre los gestores culturales de Esmeraldas hay alegría. La declaratoria de la música de la marimba, los cantos y bailes tradicionales de la provincia de Esmeraldas, en el norte de Ecuador, y del Pacífico Sur de Colombia como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad produjo una improvisada reunión entre ellos. La declaratoria fue hecha este 2 de diciembre del 2015 por parte de la Unesco.

El coordinador de los guardianes de la tradición afroesmeraldeña (11 en total), Larry Hernández, dijo que ese es el fruto del trabajo de mucha gente que está vinculada a la música, la danza y canto heredado de sus ancestros. “Este reconocimiento internacional nos abre puertas para que todo el mundo nos escuche”, señala Hernández.

Esta decisión del comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco es considerada por Preciado como un espaldarazo a la labor de más de 500 danzantes, 20 maestros de la marimba y cultores de la tradición oral afroesmeraldeña.

La organización destaca que la música de marimba, los cantos y bailes tradicionales son expresiones musicales que forman parte integrante del tejido social, familiar y comunitario de la población descendiente de africanos, asentada en la región del Pacífico Sur colombiano, así como en la provincia de Esmeraldas.

Esmeraldas es conocida no solo por su exquisita gastronomía, sino también por su marimba cultivada con hombres como Ecolástico Solís, una de las figuras del folclor esmeraldeño, considerado como el padre de la marimba. Además Remberto Escobar, quien difundió el baile de la marimba y la poesía.

También están Petita Palma, encargada de difundir el canto por todo el Ecuador, y Santiago Mosquera, director del grupo Jolgorio Internacional, convertido en embajador de folclor esmeraldeño.

Otras de las figuras es Guillermo Ayoví (Papá Roncón) que confecciona marimbas y también canta. José Nazareno (Don Naza), ganador del premio como la mejor voz del Pacífico, es otro de los grandes exponentes del canto.

Para Alberto Castillo, profesor de marimba en el Conservatorio de música y danza en Esmeraldas, esta declaratoria pone en un mejor sitial a la provincia, que deberá trabajar más de cerca con los niños para cultivar la tradición oral, musical y dancística.

En libro 'La marimba como Patrimonio Cultural' escrito por el antropólogo Pablo Minda, quien participó en la elaboración del documento enviado a la Unesco para la declaratoria, recoge que este elemento del patrimonio cultural inmaterial (la música de la marimba) está arraigado a las familias, así como en las actividades que realizan diariamente.

De esta manera, en las escuelas de Esmeraldas es común escuchar cantar a los niños canciones como la Caderona y Torbellino. Sin embargo, hay temas que son parte del repertorio como Caramba, Agua Lara, La Chafiereña, Fabriciano, Andarele, el Baile del Riviel, entre otras.

Rosa Wila (70 años), una de las voces prominentes del canto de arrullos y chigualos, transmite sus saberes a las generaciones a través de la enseñanza. En sus letras narra historias de sus antepasados y su forma de adoración a sus santos.

“La declaratoria es un acierto porque se conservará de mejor manera el patrimonio inmaterial con que cuenta la cultura afroesmeraldeña”, señala.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)