18 de junio de 2014 17:56

Los gatos deben ser bañados para cuidar su salud

El cuidado en el aseo de los gatos es importante para evitar enfermedades. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

El cuidado en el aseo de los gatos es importante para evitar enfermedades. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 87
Contento 1
Santiago Tello/Redactor
Quito

Los gatos son una de las mascotas más limpias que existen. A diario se acicalan para retirar el pelo sucio o muerto y eliminar los ectoparásitos de su piel. Sin embargo, muchas personas piensan que estos animales no son amigos del agua y que por ende no se les puede bañar.

Esta creencia es un mito, pero requiere que se acostumbre al animal a bañarse desde pequeño. De esta forma disfrutará del agua y no será un problema para el dueño cuando sea adulto.

El primer baño del felino debe realizarse al cuarto mes de vida, una vez que haya recibido tres vacunas. La primera: triplefelina, que sirve para prevenir tres enfermedades distintas: la rinotraqueitis, el calicivirus y la panleucopenia.

La segunda vacuna es contra la leucemia felina, que debe aplicarse al tercer mes y luego cada año; y la tercera es la antirrábica, que se aplicará al cuarto mes de vida.

Una vez que tenga estos refuerzos, se puede ir acostumbrando al felino al agua poco a poco, porque cuando es un cachorro, es más receptivo a todo lo que se le enseñe. Así lo explica Juan Carlos Molina, veterinario de la Clínica Veterinaria Brasil.

Para ello, lo recomendable es utilizar una tina con agua tibia y mojar el cuerpo de la mascota, primero con la mano y luego con una esponja. Nunca meter al animal directo a la ducha, porque el ruido y la cantidad de agua le podrían originar estrés, provocando que baje sus defensas y contraiga alguna enfermedad de tipo respiratoria. Además, podría asustarse y rasguñar a su dueño.

Molina explica que para el baño lo recomendable es utilizar jabón y champús suaves para gatos, ya que si se utiliza un producto con químicos, cuando el animal se acicale se intoxicará.

Tampoco es recomendable usar durante el baño productos antipulgas, para evitar el envenenamiento del animal. Esto, porque únicamente debe ser aplicado en el cuello del gato, para que absorba todo el cuerpo. Estos remedios deben ser prescritos y colocados por los veterinarios, para evitar que la mascota se enferme.

Cuando los gatos ya son adultos será más difícil adaptarlos al agua; sin embargo, con tiempo y paciencia lo podrá hacer. La veterinaria Daniela Acosta recomienda, por salud del animal, bañarlo una vez al mes para evitar la ingesta del pelo muerto y causar problemas gastroenterólogos.

Al acicalarse, el felino ingiere mucho pelo, que se forma en bolas y puede obstruir sus intestinos y causarle la muerte. Para evitarlo, hay alimentos para estas mascotas que ayudan a eliminar los restos de pelo en el estómago. Es importante que la comida tenga, por ejemplo, taurina, un aminoácido esencial, que mejora la salud del animal integralmente.

Pero el aseo siempre será imprescindible. Este no se limita únicamente al baño sino que también incluye el cepillado correcto y continuo, el corte de uñas y de los dientes del gato.

Acosta recomienda cortar las uñas cada mes. Esto ayudará a no solo mantenerlo limpio, sino también para evitar que dañe los muebles y cortinas. Pero esto debe realizarlo un especialista, ya que dentro de las uñas de los felinos hay arterias que si se cortan mal se producirá un sangrado constante y provocará dolor en el animal. Asimismo, los veterinarios aconsejan limpiar la boca del gato todos los días.

Sin embargo, este procedimiento debe ser realizado desde que es un cachorro porque si no los dientes podrían sufrir afectaciones. A este cuidado hay que sumarle un alimento especial para evitar la formación de sarro y mal aliento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)