6 de febrero de 2018 00:00

La empanada de verde es tradición y fiesta en Ayacucho

Los habitantes participaron en la elaboración y venta de la empanada de verde. Foto: El Diario Manabí

Los habitantes participaron en la elaboración y venta de la empanada de verde. Foto: El Diario (Manabí)

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
El Diario (Manabí)
(F-Contenido Intercultural)

La tercera edición del festival de las empanadas de plátano se realizó en la parroquia Ayacucho, de Santa Ana (Manabí).
Este es un plato típico del cantón manabita, debido a sus características en la elaboración y por tener un elemento sustancial en su preparación: el plátano dominico.

La venta de este alimento en la zona de Santa Ana se remonta a más de 50 años, contó María García, quien no participó en el evento por problemas de salud, pero colaboró en la programación y difusión de esta actividad.

García contó que hasta 1995 las empanadas eran vendidas por niños y jóvenes, quienes las ofrecían en bandejas a las personas que llegaban en los vehículos al centro de la parroquia.

Pero, ese mismo año se estableció el primer negocio de empanadas en un local fijo, gracias a la idea de José Luis García, hijo de Vicente García Pinoargote y María García Zamora.

Una de las primeras personas que se dedicó a esta actividad comercial en la parroquia Ayacucho fue Margarita Domo, indicó García.


Tras ese emprendimiento, el proceso de la elaboración tuvo cambios. Por ejemplo, el plátano ya no se cocina con cáscara sino que se pela y se cocina con agua. Para molerlo se utiliza un molino.

María García manifestó que antes solo se elaboraban empanadas de carne, pero ahora se preparan también de pollo y queso, según el gusto del cliente.

María Mercedes Ponce, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Empanadas de Ayacucho, una de las organizadoras del festival tradicional, dijo que en su local ‘El Rincón de Jahaira’, los clientes prefieren las empanadas de queso.

Bella Arteaga, quien tiene 25 años en el negocio de la venta de este bocadillo, dijo que gracias a la actividad pudo enviar a estudiar a su hija.

Inés García, conocida por sus familiares como “Maninés”, lleva 21 años vendiendo empanadas en la parroquia, siguiendo los pasos de su madre Ernestina Briones.

Samuel Espinoza, presidente del Gobierno Parroquial, organizador del festival, dijo que se instalaron 10 estands y lo importante es que cada año ganan más notoriedad provincial y nacional.

También se eligió a la Reina de la Asociación de Emprendedoras. Mariela Yecenia Velásquez Domo fue escogida como la soberana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)