8 de noviembre de 2016 17:39

Galo Salcedo fue posesionado como rector de la U. de Guayaquil

La meta de las nuevas autoridades es llevar a la universidad más grande del país a la categoría A

La meta de las nuevas autoridades es llevar a la universidad más grande del país a la categoría A. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar
(I)

Se quitó el terno y se puso un casco amarillo, de construcción. “Desde hoy construimos la nueva universidad”, dijo Galo Salcedo mientras posaba para la portada de la revista universitaria.

La mañana de este martes 8 de noviembre del 2016, él y su equipo de trabajo fueron posesionados como las nuevas autoridades de la Universidad de Guayaquil, hasta el 2020. La ceremonia se realizó en un auditorio de la Facultad de Psicología, que quedó pequeño por la cantidad de docentes y estudiantes.

La meta de las nuevas autoridades es llevar a la universidad más grande del país a la categoría A, la más alta en el escalafón del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces). Recientemente subió de la última categoría, la D, a la B.

“El espacio que nos corresponde cumplir es un tramo de entre el 40 y 50% de mejoramiento de la Universidad de Guayaquil. Entre la B y la A hay que cumplir algunos indicadores”, dijo Salcedo, quien ocupó el rectorado durante los últimos cinco meses, en la última fase del proceso de intervención ordenada por el Consejo de Educación Superior (CES).

Esa fase de acompañamiento finalizó ayer, después de tres años y un mes. La noche de este lunes se realizó una ceremonia de clausura de la intervención. El encuentro fue en una extensión de la universidad, en el norte de Guayaquil.

Hasta ahí acudió René Ramírez, secretario de Educación Superior y quien fue presidente del CES cuando se dispuso la intervención a la U. de Guayaquil. Para Ramírez, el cambio en la U. de Guayaquil representa un cambio general en sistema de educación superior del país.

“La universidad perdió casi dos décadas durante un periodo oscuro (…). Pero consiguió hitos importantes como pasar del 37 al 90% de profesores de cuarto nivel, haber incrementado el salario entre un 85 y un 130%, el haber conseguido publicaciones en revistas indexadas de cero a casi 470”, dijo.

Sin embargo, Ramírez también reconoció que aún resta incrementar el número de docentes con títulos doctorales y generar más investigación. La última evaluación del Ceaaces reveló esas debilidades. Tampoco se ha logrado la acreditación de las carreras de Medicina y Odontología.

“Claramente, cuando uno visita Medicina o visita Odontología se ven los cambios físicos. Estamos hablando de otra universidad. Pero también tenemos que ser concientes de que es la universidad más grande del país. Cuando entramos nos decían que era imposible realizar estos cambios; bueno, se han conseguido”, aseguró.

Esta mañana, las autoridades del CES llegaron nuevamente a la U. de Guayaquil. Enrique Santos, presidente del organismo, dijo que solo acudió como invitado y que por eso no accedió al puesto que le habían asignado en la mesa directiva.

“La Universidad de Guayaquil ya cambió. Ha cambiado su dirigencia, la vieja guardia ya no está”, dijo. Y especificó que, a corto plazo, se debe avanzar en la homologación total de los trabajadores y completar la remodelación de la infraestructura universitaria.

Desde los estudiantes también se espera el cumplimiento de las promesas de campaña. Andrés Santos, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), espera que se concrete la oferta del seguro médico general y la conformación de un hospital del día para las prácticas de los alumnos de Medicina.

Entre las nuevas autoridades están Gulnara Borja, vicerrectora de Investigación, Gestión del Conocimiento y Posgrados, especializada en Brasil y que fue parte del Proyecto Prometeo.

Fernando Sandoya es el vicerrector de Formación Académica y Profesional. Lianet Alonso, docente cubana, es la vicerrectora de Internacionalización y Movilidad Académica. Y Otto Villaprado, exdecano de la Facultad de Ciencias Administrativas, es el vicerrector de Bienestar Estudiantil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)