2 de agosto de 2014 00:00

La fusión de frutas es ideal para hidratarse

Las frutas como la naranja, la sandía, la piña, refrescan en verano y más cuando se consumen juntas. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Las frutas como la naranja, la sandía, la piña, refrescan en verano y más cuando se consumen juntas. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 13
Contento 0
Pamela Parra. Redactora
pvparra@elcomercio.com

El ambiente en el verano hace que las frutas frescas y jugos sean más apetecidos para calmar el calor. Pero no todos ayudan realmente a hidratar el organismo.

El chef ecuatoriano Andrés Yeardley, de la Universidad de las Américas, dice que en esta temporada no hay nada mejor que mezclar alimentos que tienen niveles altos de agua en un solo producto.

Por eso sugiere preparar un comeibebe y también cebichochos, que pueden degustarse a cualquier hora del día.

El chef dice que las frutas cítricas que contiene el comeibebe aportan energía y calman la sed, además de ser un rico platillo.

La naranja, la naranjilla, la sandía, el kiwi, la piña son frutas que contienen vitamina C y D, esenciales para fortalecer el organismo y la piel, que en esta época es expuesta al sol.

La manzana, la banana, el melón, las uvas, en cambio, son frutas que también ayudan a mejorar la digestión. El comeibebe debe prepararse con abundante jugo de naranja, mezclado con jugo de naranjilla para que sea hidratante.

Por sí solos se pueden consumir, pero el especialista dice que hidrata más cuando todos los ingredientes se mezclan y aportan sus nutrientes.

No se debe utilizar grandes cantidades de azúcar. Es mejor que las frutas aporten la cantidad necesaria de dulce. Se puede usar azúcar común, pero es mejor la morena.

Yeardley cree que a este platillo se le puede agregar moras, una fruta que también es recomendable en verano. “Están en temporada y al comeibebe le dan un toque ácido que refresca”.

La nutricionista Maribel Jara considera que las comidas como el cebichocho, además de dar frescura en el verano, brinda nutrientes básicos al cuerpo que a veces se pierden en el día a día.

Sobre todo cuando se consume comida chatarra por la premura de tiempo. Los valores nutricionales que aportan el chocho, el tomate y la cebolla ayudan a los huesos principalmente; a los riñones y a la piel, pues contienen antioxidantes.

Ambos expertos recomiendan que los ingredientes sean preparados por separado y mezclados poco antes de servir. Eso evitará que se oxiden, presenten un mal sabor y pierdan sus fuentes vitamínicas.

Tampoco deben ser almacenados. Es preferible que estos alimentos se consuman en cuanto se preparen y no se refrigeren más que unas horas, solo hasta que estén fríos.

‘Come y Bebe’

Uno de los trucos para que este plato salga bien y sea más hidratante es congelar las frutas una vez cortadas. En el momento de mezclar con los jugos, el hielo da la sensación de que son frutas frescas y alivia cuando hay mucho calor.

La mezcla


El cebichocho es un plato que puede consumirse incluso en la noche. Aunque el chef menciona que es un plato especial para la media mañana, cuando el sol es fuerte y la persona requiere hidratarse y a la vez comer antes del almuerzo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)