27 de junio de 2014 21:29

Las frutas intervienen en la quema de las grasas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 17
Contento 1
David Villacís. Redactor
dvillacis@elcomercio.com

¿Sabía que las frutas ayudan a bajar de peso y a quemar grasa? Esto sucede porque contienen abundante agua, minerales, antioxidantes y, sobre todo, fibra soluble, que evita que la grasa se absorba. Por otra parte, las frutas, especialmente las cítricas, también aceleran el metabolismo, incentivando así al organismo a tomar sus reservas de grasa y a utilizarlas como una fuente de energía, explica la nutricionista Francisca Cifuentes.

Sin embargo, esta especialista aclara que las frutas como tal no intervienen directamente en la quema de grasa, por lo que es recomendable aprovechar al máximo sus componentes, como es el caso de la fibra, que se encuentra principalmente en la cáscara. También es importante respetar las porciones de cada fruta. Por ejemplo, una porción ideal equivaldría a una manzana mediana, dos tazas de sandía, una rodaja de piña o dos tazas de melón.

Las frutas pueden dividirse en tres grupos: las que producen saciedad, las que contienen abundante agua y depuran al organismo y las cítricas, que son ricas en vitamina C.

En el primer grupo está la manzana, que tiene una fibra llamada pectina y que es la encargada de dar una sensación de saciedad. Algo similar sucede con la pera, que es un alimento bajo en calorías, grasa y proteínas. Lo aconsejable es consumir estas frutas antes de los platos fuertes, para disminuir el hambre.

En el otro grupo, en el que están las que tienen abundante agua, se encuentran la pitahaya, la sandía y el melón. Según la nutricionista Sara Rivera, se acostumbra utilizar estas frutas en las dietas para bajar de peso, porque son diuréticas y facilitan la expulsión de toxinas a través de la orina.

Mediante la expulsión de las toxinas también se pueden eliminar las grasas, aunque en mínimas cantidades. Estas frutas, que se las debe comer de preferencia después de las comidas principales, ayudan también a depurar el organismo.

El tercer grupo está conformado por las frutas cítricas, que son ideales en estos casos porque aceleran la metabolización de las grasas, sostiene Rivera. Por ejemplo, se recomienda consumir jugo de toronja antes de las comidas. Unos tres vasos al día serán suficientes para ayudar a quemar las grasas. Otra opción es comer media toronja antes del almuerzo o durante la mañana.

El jugo de naranja puro o el zumo de limón mezclado con té verde también son recomendables, debido a que los antioxidantes del té influyen en la quema de los ácidos grasos.

La piña es otra alternativa y la porción recomendada es una rodaja después de la comida. Las frutillas tampoco se quedan atrás, porque tienen poca azúcar, son ricas en vitamina C y regulan el pH. Según la pirámide nutricional, lo ideal en una dieta equilibrada son cuatro porciones de fruta al día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)