22 de septiembre de 2014 21:14

Ante una duda, 'Ahí está el detalle'

El actor español Óscar Jaenada (der.) y el director Sebastián del Amo asistieron a la presentación de la película "Cantinflas"en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (México).Foto: Ulises Ruiz / EFE

El actor español Óscar Jaenada (der.) y el director Sebastián del Amo asistieron a la presentación de la película "Cantinflas"en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (México).Foto: Ulises Ruiz / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Espectáculos

Cuando se cumplieron 20 años de la muerte de Mario Moreno ‘Cantinflas’, en el 2013, se desarrollaba un proyecto que buscaba rendir un homenaje a la memoria y legado de uno de los más grandes comediantes de México.

La película que relata la vida del ‘mimo de México’ desde sus inicios en las carpas de variedades pasando por su consagración en el cine latino hasta su arribo a las pantallas de Hollywood llega a las salas de cine ecuatorianas este próximo viernes 26 de septiembre.

La agilidad verbal que llenaba los silencios con ideas sin sentido, que por absurdas resultaban graciosas se convirtieron en la marca distintiva de ‘Cantinflas’.

Un estilo que desde 1992 se integró al diccionario de la Real Academia Española. Pero en medio de su divertido caos verbal, ‘Cantinflas’ ha hecho que varias de sus frases continúen presentes en la cultura popular.

En 1940 ‘Cantinflas’ aparece en las carteleras interpretando a un menesteroso muchacho que se mete a la casa de un millonario por pedido de su novia para matar a un perro rabioso. Sorprendido por el dueño de casa y con un homicidio de por medio, la cinta se convierte en una hilarante comedia de enredos.

Parte del encanto de la cinta reside en las batallas verbales que suceden entre el humor popular de ‘Cantinflas’ y la pretensiosa verborrea de Joaquín Pardavé.

Varios son los malentendidos que ‘Cantinflas’ trata de desenmarañar con un argumento y una frase: “Ahí está el detalle”, dice el comediante para tratar de explicar los enredos.

La frase le ayudó a Moreno para poder fijar el personaje de Cantinflas, que construía en esos momentos.

La frase ha servido para entender el trabajo del artista y se manifiesta en innumerables artículos que rememoran su vida. Títulos como ‘Ahí está el detalle para entender a Cantinflas’ o las frases ‘ahí está el detalle del secreto de su éxito’ se riegan por todos los medios. Hasta el escritor Carlos Monsivaís titularía ‘Ahí está el detalle’ a un ensayo sobre el cine y el habla popular de México en 1998.

La contundencia de la frase se tornó clásica en Latinoamérica y se repitió en cintas como ‘El Barrendero’. En el contexto de la película las palabras finalmente le dieron nombre a la producción que es considerada como una de las mejores películas de Mario Moreno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)