12 de septiembre de 2015 00:00

¡Chao! a los ‘gorditos’ de la espalda

Estos ejercicios contribuyen a eliminar la acumulación de grasa en esa zona del cuerpo. Colaboración de Balance Fitness Center, Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Estos ejercicios contribuyen a eliminar la acumulación de grasa en esa zona del cuerpo. Colaboración de Balance Fitness Center, Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 15
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Se mira al espejo y ¿lo único que le molesta son esos ‘gorditos’ que aparecen en la espalda? No se torture, que también para eso existe una solución. Eso sí, Jairo Cárdenas, entrenador, aclara que no es posible enfocar el trabajo en una sola parte del cuerpo, porque cuando se hace ejercicio, interviene la mayoría de los músculos, tal como sucede con las dietas, que actúan de forma integral.

Cuando las personas se inclinan por una dieta baja en carbohidratos y grasas, todo el cuerpo se ve ‘afectado’ y no solo las piernas o el abdomen. Este último, la obsesión de muchas mujeres. Pero -añade- sí existe una rutina que hace hincapié en reducir la grasa que se acumula en esa zona del cuerpo y que se ha vuelto un dolor de cabeza.

Lo primero que los especialistas en fitness recomiendan es realizar un ejercicio cardiovascular para quemar calorías. Esa rutina incluye cualquier actividad en la que se muevan grandes grupos musculares, manteniendo un ritmo cardíaco elevado. En esa lista figuran la caminata, el ciclismo, las clases de bailoterapia, el fútbol…

Dependiendo del nivel de intensidad que se ponga en la práctica de esas disciplinas, el usuario quema entre 400 y 600 calorías en una hora y si mantiene una dieta equilibrada, es posible que reduzca medidas.

Esa actividad la puede realizar dos o tres veces a la semana. El resto de días puede ocuparlo en la práctica de ejercicios con peso, dentro de un gimnasio o de su casa, siempre y cuando tenga el material necesario.

Dentro de una sala hay una infinidad de máquinas que accionan a los músculos de esa parte del cuerpo. Una de las más conocidas es la dorsalera -una barra de metal sujetada a un sistema de poleas-.

El ejercicio consiste en sentarse en el banco, sujetar los muslos y con ambas manos subir y bajar la barra. Edwin Gaona, entrenador, recomienda colocar las manos manteniendo una distancia de cuatro centímetros, tomando como referencia el centro de la barra –cuatro centímetros a un lado y cuatro al otro-.

La barra debe llegar a la altura del pecho antes de volver a la posición inicial. Se recomiendan cuatro series de 12 repeticiones.

Otro ejercicio muy popular consiste en ejercitarse en la máquina en la que también se activan los oblicuos, el lado lateral del abdomen. Esos ejercicios se pueden trabajar con peso extra. En esa segunda máquina puede hacer uso de una pesa, sosteniéndola con ambas manos. Como en todo sistema de entrenamiento se recomienda calentar los músculos antes de iniciar con la clase.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (7)